Existen muchas razones por las cuales se produce el vértigo; actualmente se han descrito hasta 305 causas, entre las que se encuentran las siguientes más comunes que dan lugar bien a vértigo periférico o bien a vértigo central:

Vértigo periférico 

  • Anomalías e infecciones del oído. Habitualmente es el tipo de vértigo más común, con inflamaciones del laberinto del oído interno o al nervio vestibular. Da origen a un cuadro brusco en su inicio acompañado de nauseas y vómitos que hacen difícil el tratamiento oral y requieren administración intravenosa. A veces se puede asociar a un herpes zóster de la zona auricular dando lugar a un cuadro vertiginoso junto con dolor facial (Síndrome de Ramsay Hunt).
  • Otro tipo muy frecuente es el denominado vértigo paroxístico benigno, donde existirían pequeños microcristales en el líquido del oído interno, manifestándose en determinados movimientos de la cabeza o al tumbarse. En este grupo también ha de incluirse el Síndrome de Meniere que se caracteriza por vértigo, pitidos en el oído y pérdida progresiva y fluctuante de la audición del lado afectado.
  • Existen igualmente cuadros vertiginosos que suceden después de traumatismos craneales, que pueden deberse a daños en las estructuras del laberinto, o por sangrados de dicha localización a consecuencia del golpe.
  • Algunos fármacos pueden provocar también vértigos por toxicidad directa en las estructuras del oído interno.

Vértigo central

  • En este grupo debemos destacar tumores que se localizan en la fosa posterior del encéfalo, en el cerebelo, y que alteran el sistema del equilibrio desde esta localización. 
  • También aquellos acontecimientos patológicos que afecten a esta zona como los ictus cerebelosos o las hemorragias a dicho nivel. Suelen ser más frecuentes en pacientes con factores de riesgo cardiovascular y de edad avanzada. 
  • Existen algunos tumores como los que se alojan en el ángulo pontocerebeloso, que aun teniendo ubicación periférica, se manifiestan con sintomatología central. 
  • Es importante también recordar que un vértigo antes de los 50 años sin historia previa de los mismos, y sin patología auricular evidente, debe llevar consigo un estudio para descartar la posibilidad de una enfermedad desmielinizante como la esclerosis múltiple.

Creado: 17 de diciembre de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD