PUBLICIDAD

Embarazo
Cuarto mes de embarazo
En el cuarto mes de embarazo es vital que cuides tu dieta y practiques ejercicio físico para fortalecer el organismo. El feto experimentará numerosos cambios, y tú empezarás a percibir sus movimientos.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Semana 18 de embarazo

La semana 18 de embarazo, es una semana especial, el futuro bebé puede llorar y también oír.

El bebé

Se han realizado conexiones entre el oído interno y las terminaciones nerviosas del sistema auditivo, lo que le va a permitir oír sonidos como: la sangre al circular por el cordón umbilical o los latidos del corazón de la futura mamá. Dependiendo de la intensidad de los sonidos que perciba puede llegar a estremecerse o asustarse, hasta que vaya asimilando su nuevo sentido.

En esta semana el corazón del feto presenta un agujero denominado foramen oval; se trata de una abertura situada entre la aurícula derecha y la aurícula izquierda que permite la circulación de la sangre, evitando que pase a los pulmones. En el momento del nacimiento, el agujero se cierra y el sistema circulatorio se divide en dos mitades. Ocurre porque durante la permanencia del feto en el vientre de la madre no es necesario utilizar los pulmones, ya que los nutrientes y el oxígeno necesarios son aportados por la madre.

Con respecto a los ojos y a las orejas, ya han alcanzado su posición definitiva, que coincide con el inicio del sentido del oído. También realiza gestos faciales e incluso bosteza. La formación de las cuerdas vocales, que se inició en la semana 15 de embarazo, está prácticamente finalizada y podría emitir sonidos al llorar.

Los pies y las piernas están moldeados y, en su interior, se aprecian sombras oscuras que corresponden a los centros de osificación (porciones gelatinosas que hasta ahora han formado el esqueleto se transforman en tejido óseo), que crecen hacia los extremos de los huesos, junto con el cartílago.

La mamá en la semana 18 de embarazo

En la semana 18 de embarazo, el útero ha crecido considerablemente, se puede notar que llega dos dedos por debajo de la altura del ombligo. La presión ha aumentado y por ello la respiración puede ser algo más fatigada.

Lo normal es que la gestante haya ganado unos 4 o 5 Kg de peso al llegar esta semana.

Algunas molestias como la necesidad frecuente de orinar por la compresión del útero y el estreñimiento, se intensifica. El estreñimiento, además, puede favorecer la aparición de hemorroides, que están relacionadas con el aumento de presión en las venas rectales.

Se aconseja una dieta rica en líquidos, vegetales y fibra, baños de asiento con agua fría y sal gorda y, pomadas locales, siempre bajo la supervisión del médico.

Posiblemente el dolor de espalda se incremente debido al aumento de peso en el embarazo y a la modificación de la postura habitual que adopta para mantener el equilibrio.

Pueden aparecer en la piel de cualquier parte del cuerpo pequeñas zonas rojas con múltiples vasos sanguíneos en su interior. Se denominan arañas vasculares o telangiectasias; se deben al aumento de estrógenos que favorecen la dilatación de las arteriolas.

Alrededor de esta semana 18 de gestación se realiza la segunda ecografía, en la que se podrá analizar la anatomía del bebé y su ritmo de crecimiento.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD