PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

El 80% de las muertes por infarto podría evitarse

Desfibrilador de la AED

Desfibrilador de la AED.

26 de Junio de 2011

Cada 20 minutos alguien sufre una parada cardiaca. Seis de cada 10 víctimas fallecen antes de llegar al hospital. Algo que en gran medida podría evitarse. ¿El problema? Al 42 por ciento de los afectados no se le practica maniobras de reanimación antes de que puedan llegar al lugar los equipos médicos. El acceso rápido a un desfibrilador podría evitar hasta el 80 por ciento de esas muertes por infarto.

El doctor Bartolomé Beltrán, director médico del Grupo Antena 3, ha recordado que “cada minuto que se retrasa en las maniobras de resucitación las posibilidades de sobrevivir disminuyen entre un 7 y un 10 por ciento”. Sin embargo, ha añadido, “las posibilidades de supervivencia es de 3 de cada 4 casos al implantar un desfibrilador”.

“Cada minuto que se retrasa en las maniobras de resucitación las posibilidades de sobrevivir disminuyen entre un 7 y un 10 por ciento”

Con el fin de dar a conocer la importancia de este aparato y demandar su existencia en colegios, restaurantes, hoteles y teatros ha surgido la campaña 'Planta cara al infarto', promovida por las principales sociedades científicas españolas y estadounidenses d cardiología. Además de reclamar la necesidad de garantizar un acceso rápido en caso de emergencia a estos aparatos a través de Áreas Cardioprotegidas, se pretende también concienciar a la sociedad sobre la necesidad de llevar un estilo de vida cardiosaludable como principal herramienta de prevención contra la muerte súbita.

Los expertos recomienda comenzar la prevención desde los primeros años de vida a través de la educación de hábitos cardiosaludables, y haciendo especial hincapié en la alimentación.

Fuente: EUROPA PRESS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'