PUBLICIDAD

Entrevistas de Salud al día
Drs. Carlos Lisbona y Xavier Puncernau, cirujanos vasculares

Drs. Carlos Lisbona y Xavier Puncernau

Cirujanos vasculares y Directores de la Unidad de Cirugía Láser de Varices del Centro Médico Teknon
“Todas las varices tienen tendencia a aumentar de tamaño y número; así, si el tratamiento se realiza en las fases iniciales es mucho más fácil, cómodo, rápido y efectivo”

Los doctores  Carlos Lisbona y Xavier Puncernau dirigen la Unidad de Cirugía Láser de Varices de Teknon.

El Dr. Carlos Lisbona Sabater y el Dr. Xavier Puncernau Folch, los cirujanos vasculares con más experiencia en cirugía láser de varices en nuestro país, que, además de operar, forman a especialistas españoles y extranjeros sobre las técnicas láser quirúrgicas, nos aconsejan sobre las mejores maneras de prevenir o retrasar la aparición de varices, y nos hablan de los últimos avances que se han producido en el tratamiento de este problema y de las antiestéticas arañas vasculares.

¿ Por qué las varices afectan más a las mujeres que a los hombres?

El porcentaje de mujeres que tienen algún problema de circulación venosa está entre el 70-80%. El motivo de que las varices afecten más a mujeres que a hombres (del orden de 8 a 1) se debe a varias causas:

  • La herencia es dominante en el sexo femenino.
  • Influye la producción de estrógenos y progesterona.
  • La mayor fragilidad de las válvulas y de la pared venosa en las mujeres.
  • Los embarazos.
  • Las características anatómicas y fisiológicas femeninas.

En el sexo femenino hay posibilidades de heredar este tipo de problema vascular si uno de los progenitores tiene varices. En el caso que los dos progenitores tengan varices, puede ser que aumente la probabilidad en alguno de los hijos.

Las personas con antecedentes familiares son más propensas a desarrollar varices, ¿pueden hacer algo para prevenir su aparición?

Si el problema vascular se detecta a tiempo, y se previene su aparición o se trata cuando aparece, conseguiremos evitar sus complicaciones

Si el problema vascular se detecta a tiempo, y se previene su aparición o se trata cuando aparece, conseguiremos evitar sus complicaciones.

Como prevenciones generales recomendamos:

  • No utilizar ropa ajustada que dificulte el retorno venoso.
  • No exponerse al sol en las horas de máxima intensidad solar.
  • El tacón de los zapatos no debe sobrepasar los 3 o 4 cm.

En casa, aconsejamos:

  • Poner los pies en alto cuando sea posible.
  • Estirarse en la cama, o en una colchoneta para hacer gimnasia, elevar las piernas y pedalear como en una bicicleta.
  • Aplicar duchas de agua fría en las piernas, de abajo hacia arriba, y no darse baños con agua caliente.
  • Masajear las piernas empezando por el tobillo, hasta el muslo, utilizando crema hidratante.

En el trabajo también se pude prevenir su aparición:

  • Si se está de pie, se recomienda disponer de un taburete, o similar, que permita ir descansando un pie y, alternativamente el otro. Cada hora, para mejorar el riego sanguíneo, se pueden hacer círculos con los tobillos y ponerse de puntillas.
  • En los empleos en los que hay que permanecer de pie durante horas, se aconseja utilizar medias elásticas.
  • Si se trabaja sentado, es necesario levantarse y caminar al menos cinco minutos cada hora, y no se deben cruzar las piernas, porque esto dificulta la circulación.

¿Es conveniente dormir con las piernas ligeramente elevadas con respecto a la cabeza para favorecer la circulación sanguínea?

Sí. De esta manera se incrementa el retorno venoso, evitando que la sangre se acumule en las piernas y los pies.

Las venas finas de color violáceo visibles en las piernas, que a veces se presentan en racimos, ¿también se consideran varices?

Sí, son las varículas o arañas vasculares. Hay distintos tipos de varices; las grandes, que suelen provocar insuficiencias crónicas y graves complicaciones, y otras más pequeñas, las varículas o arañas vasculares, que suponen únicamente un problema estético.

  • Varículas o arañas vasculares: se trata de un problema únicamente estético, que afecta a los capilares de la piel y se manifiesta con formaciones menores a nivel superficial.
  • Varices: estas malformaciones, tienen un mayor diámetro y se pueden observar a simple vista. Además, pueden ser dolorosas y conducir a otras patologías.

Aunque estas venitas generalmente no ocasionan molestias, son muy antiestéticas, ¿se pueden eliminar?

El láser transdérmico es el tratamiento con menores posibilidades de hiperpigmentar la piel, debido a que se aplica directamente sobre la variz y actúa sin productos químicos inyectados

Sí se puede. El tratamiento más adecuado para eliminar las pequeñas arañas vasculares y las varices antiestéticas es el láser transdérmico o estético.

Las varices no siempre se observan a simple vista, ¿cómo se diagnostican cuando no son visibles?

Las diagnostica el especialista gracias a la exploración clínica de la paciente y mediante un estudio ecográfico de las varices, denominado ecodopler.

Dudas sobre la cirugía de varices

¿En qué consiste la cirugía láser de varices?

Actualmente, se considera a la cirugía con láser para las varices, como el tratamiento más eficaz para eliminar tanto las pequeñas arañas vasculares como las varices de mayor diámetro. Existen dos tipos de láser, que se utilizan para distintos problemas vasculares:

  • El láser transdérmico o estético: se trata de una herramienta muy efectiva que tiene múltiples aplicaciones en el campo de la estética, ya que además de eliminar las pequeñas varices antiestéticas, con rapidez y sin causar dolor al paciente, el láser transdérmico también se emplea para tratar manchas cutáneas sin dañar los tejidos, evitando así que queden señales. Las principales ventajas de este láser son la comodidad de su aplicación, que no resulta agresivo, y que ofrece unos resultados estéticos excelentes.
  • La Técnica E.L.A.V (Endolaser Ablation Veins): se emplea para eliminar las varices de mayor tamaño, y es el tratamiento quirúrgico por excelencia, que consigue cerrar la vena enferma desde dentro, mediante microincisiones que, en la mayoría de los casos, no precisan puntos de sutura externos. Apenas provoca dolores o molestias postoperatorios y es mínimamente invasiva. Esta técnica sustituye al estiramiento y arrancamiento venoso, que resultaba muy doloroso y, al cerrar la vena desde dentro, no lesiona las estructuras y tejidos de la pierna. Gracias a esto, no es necesario que el paciente ingrese en la clínica y, en algunos casos, se puede realizar bajo anestesia local.

¿En qué casos está indicado este tipo de intervención?

El método de oclusión venosa, con una simple punción venosa, puede tratar las venas ováricas que aparecen por el síndrome de congestión pélvica, evitando de esta manera la cirugía

Las varices comienzan a aparecer a partir de la adolescencia, y es posible iniciar tratamientos a partir de este momento. Todas las varices tienen tendencia a aumentar de tamaño y número; así, si el tratamiento se realiza en las fases iniciales es mucho más fácil, cómodo, rápido y efectivo.

Conozco a dos personas que se han tratado las varices con escleroterapia y ahora tienen manchas en la piel, tipo cardenales, ¿deja también marcas el tratamiento con láser?

El láser transdérmico es el tratamiento con menores posibilidades de hiperpigmentar la piel, debido a que se aplica directamente sobre la variz y actúa sin productos químicos inyectados.

Después de la cirugía, ¿puede el paciente volver a tener varices?

Las varices que se tratan no vuelven a salir, pero las personas que tienen tendencia a generar varices, deben prevenir la aparición de nuevas. El porcentaje de éxito de esta técnica es de un 98%.

¿Cuáles son los principales avances que se han producido en el tratamiento de las varices?

El tratamiento quirúrgico con láser, el láser transdérmico y el método de oclusión venosa. El tratamiento quirúrgico con láser sustituye a la cirugía tradicional, que estiraba y arrancaba las varices. El láser transdérmico para las varices antiestéticas sustituye la técnica de pinchar las varices. Y el método de oclusión venosa, con una simple punción venosa, puede tratar las venas ováricas que aparecen por el síndrome de congestión pélvica, evitando de esta manera la cirugía.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''

PUBLICIDAD