PUBLICIDAD

Entrevistas de Mente y emociones
Dr. José Luis Carrasco

Dr. José Luis Carrasco Perera

Catedrático-Jefe de Sección de Psiquiatría del Hospital Clínico San Carlos. Universidad Complutense de Madrid
“En la cercanía afectiva el psicópata se comporta como un depredador destructor. Si dispone de poder social efectivo, sea financiero, político o policial, su capacidad destructiva se acrecienta”

El Dr. José Luis Carrasco Perera, todo un experto en psicópatas.

La psicopatía es un trastorno antisocial de la personalidad que altera la conducta del afectado –en su mayoría varones–, que se caracteriza por la falta de empatía y de emociones normales, y la ausencia de remordimiento. Los psicópatas no son capaces de establecer vínculos emocionales con los demás, y ven a sus víctimas como objetos, y no como personas. No temen al riesgo ni al castigo, por lo que el tratamiento no suele resultar eficaz; sin embargo, como afirma el Dr. José Luis Carrasco Perera, Catedrático-Jefe de Sección de Psiquiatría del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, algunos signos como “la falta de empatía, la desconsideración por los demás y el sadismo, se detectan con frecuencia antes de los diez años, y es importante intervenir antes de que alcancen la adolescencia”.

¿Cómo se define la psicopatía y qué características debe reunir una persona para que se la considere psicópata?

La psicopatía define un patrón de personalidad caracterizado por conductas irrespetuosas con las normas sociales y con los derechos de los otros, frecuentemente agresivas, sobre un fondo afectivo de frialdad y falta de empatía, y asociado a un pensamiento egocéntrico y carente de remordimiento.

“Existe una vulnerabilidad biológica que puede dar lugar a una personalidad psicopática si se dan las condiciones ambientales propicias”

¿Hay distintos grados de psicopatía?

Existen psicopatías graves con marcada insensibilidad, falta de compasión por los demás y disfrute sádico con el dolor ajeno. En casos más leves, la psicopatía se caracteriza por un egocentrismo marcado con desprecio por las necesidades de los demás y conductas engañosas y tramposas con el objeto de conseguir sus fines.

¿Se trata de una enfermedad física, es decir, se han evidenciado diferencias estructurales o funcionales en el cerebro de los psicópatas?

Existen anomalías cerebrales en los psicópatas que pueden explicar algunos aspectos, sobre todo la frialdad emocional y la falta de empatía por los demás. No obstante, sería excesivo denominarlo como enfermedad, puesto que muchos otros aspectos de la psicopatía pertenecen al ámbito de los valores psicosociales y morales adquiridos. Podría decirse que existe una vulnerabilidad biológica que puede dar lugar a una personalidad psicopática si se dan las condiciones ambientales propicias.

He leído que los psicópatas tienen sus capacidades intelectiva y volitiva intactas y, por lo tanto, saben lo que hacen y desean hacerlo. ¿Significa eso que la psicopatía no se puede tratar, que no es posible mejorar la conducta de una persona con este trastorno?

“La conducta del psicópata puede ser modificada por la presión social y por la amenaza punitiva del entorno, pero no por una mejoría de sus capacidades afectivas y morales” 

Toda conducta animal o humana es hasta cierto punto modificable. El psicópata conoce perfectamente lo que hace y lo hace con voluntad y con adhesión completa de toda su personalidad. Su conducta puede ser modificada por la presión social y por la amenaza punitiva del entorno, pero no por una mejoría de sus capacidades afectivas y morales.

¿Se conocen factores de riesgo que puedan favorecer que un niño o adolescente desarrolle psicopatía?

La existencia de padres con psicopatía incrementa el riesgo de psicopatía en el adolescente. En ello influyen factores genéticos y también de aprendizaje. En la primera infancia, la falta de un apego cálido y seguro con los progenitores, así como la negligencia y la hostilidad por parte de los mismos, son también factores de riesgo para la psicopatía. La psicopatía es más frecuente en los varones, por lo que es posible que esté ligada a factores hormonales como los niveles elevados de testosterona, aunque este hecho no está aún bien clarificado.

Cómo reconocer a un psicópata

¿Cómo deben actuar los padres en caso de que observen que su hijo presenta un comportamiento que podría ser compatible con este tipo de trastorno?

Es crucial solicitar ayuda y orientación al menor síntoma de sospecha. El futuro psicópata comienza a despreciar la autoridad de los padres desde muy temprano, y una vez perdida dicha autoridad es imposible recuperarla.

“La falta de empatía, la desconsideración por los demás y el sadismo, se detectan con frecuencia antes de los diez años, y es importante intervenir antes de que alcancen la adolescencia”

¿Es posible prevenir la psicopatía?

Una mayor educación socio-familiar, tanto en pautas de interacción saludable con los hijos como en la promoción de los valores morales, contribuiría a reducir el número y el grado de las psicopatías. También serían eficientes los programas escolares de detección precoz y de formación al profesorado para el manejo preventivo ante las primeras manifestaciones de la psicopatía. La falta de empatía, la desconsideración por los demás y el sadismo, se detectan con frecuencia antes de los diez años, y es importante intervenir antes de que alcancen la adolescencia.

Cuando se habla de psicópata a menudo pensamos en un delincuente, e incluso en un asesino en serie pero, ¿pueden estos individuos integrarse en la sociedad normalmente y pasar desapercibidos para su entorno cercano?

El psicópata puede pasar desapercibido para el entorno impersonal, pero no para aquellos que están más cerca, pues sufrirán tarde o temprano las consecuencias de su conducta. El psicópata puede encontrarse en cualquier ámbito sociolaboral, pero difícilmente habrá una red de personas que le conozcan bien. En la cercanía afectiva el psicópata se comporta como un depredador destructor. Si dispone de poder social efectivo, sea financiero, político o policial, su capacidad destructiva se acrecienta.

“La historia del psicópata suele estar plagada de zonas oscuras, muchas veces rellenas con mentiras, y tienden a ser solitarios”

La pareja de un psicópata suele ser una de sus víctimas, ¿qué signos pueden alertar a una persona de que podría estar manteniendo una relación amorosa con un psicópata?

El primer acercamiento del psicópata suele ser encantador y con un discurso halagador. Al establecerse la cercanía, el discurso pasará a ser vanidoso y la actitud se tornará fría, irritable y suspicaz. La primera señal de amenaza o crueldad puede ser la confirmación de que puede estar relacionándose con un psicópata. La historia del psicópata suele estar plagada de zonas oscuras, muchas veces rellenas con mentiras, y tienden a ser solitarios. Un signo de alerta debe ser la falta de amigos y conocidos que puedan dar cuenta de la persona, como también la falta de familiares o de referencias sociales de su pasado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

67%
de los pacientes con disfunción eréctil padece obesidad
'Fuente: 'Boston Medical Group''

PUBLICIDAD