Trastorno de despersonalización
Las personas con trastorno de despersonalización experimentan un distanciamiento de su cuerpo y del entorno, y sienten que lo que les sucede no es real. Conoce las causas de este problema mental y cómo resolverlo.

Qué es el trastorno de despersonalización y causas

Actualizado: 28 de septiembre de 2022

El trastorno de despersonalización o desrealización se caracteriza por una sensación persistente y recurrente de distanciamiento de los procesos mentales y del propio cuerpo y una desconexión del entorno –que puede ser continua o aparecer periódicamente–, junto a la conservación del sentido de la realidad, de forma que el afectado se percibe a sí mismo como si fuera un espectador externo de su vida, pero al mismo tiempo es consciente de que sus sensaciones son anormales.

PUBLICIDAD

Algunas personas acuden a la consulta del psicólogo preocupadas por una extraña sensación que no saben cómo definir; “es como estar en un sueño”, “parece como si fuera un observador de mi propia vida” o “lo que me ocurre no parece real”, son algunas de las afirmaciones que suelen realizar estas personas para intentar explicar lo que experimentan, y constituyen la primera pista para que el profesional comience a evaluar la posibilidad de que padezcan esta alteración mental.

Este tipo de trastorno es un problema de carácter psiquiátrico incluido en el epígrafe de trastornos disociativos de los principales manuales diagnósticos empleados en salud mental, y puede aparecer desde en situaciones en las que el individuo se encuentra sometido a un alto nivel de estrés, hasta en cuadros más graves y de tipo psicótico.

PUBLICIDAD

A pesar de que no se conoce la prevalencia exacta de este desorden disociativo en la población general ni en la muestra clínica, se calcula que la mitad de las personas han sufrido alguna vez en su vida un episodio de despersonalización, frecuentemente asociado a un acontecimiento estresante grave, como el fallecimiento de un ser querido, un divorcio, una violación, un accidente

Por otro lado, las estadísticas muestran que un tercio de las personas expuestas a situaciones de peligro vital y un 40% de los enfermos hospitalizados por un trastorno mental pueden presentar algún episodio transitorio de despersonalización.

Chica con pérdida de la realidad por trastorno de despersonalización
La desrealización puede encontrarse asociada a trastornos psiquiátricos.

Causas y consecuencias del trastorno de despersonalización

Las causas del trastorno de despersonalización tienen una amplia variabilidad en cuanto a características y gravedad. Por ejemplo, haber vivido una situación de estrés intenso o grave a nivel emocional como la enfermedad o la muerte de un ser querido o haber sufrido abandono o maltrato emocional durante la infancia, o de peligro físico como un accidente de coche, pueden ocasionar los síntomas de este trastorno.

PUBLICIDAD

Por otro lado, la desrealización puede encontrarse asociada a trastornos psiquiátricos. En este sentido, es frecuente confundir los síntomas de este problema con los de un trastorno depresivo mayor, si bien en muchos casos pueden llegar a coexistir como causa-efecto. Del mismo modo, la hipocondría y los trastornos relacionados con el consumo de sustancias también podrían ser los responsables de los síntomas asociados a la despersonalización.

Algunos estudios de laboratorio dirigidos a conocer las causas del trastorno de despersonalización han encontrado que las personas que lo padecen muestran una alta susceptibilidad a ser hipnotizados y capacidad disociativa. En otras ocasiones, se encuentra asociado a determinados trastornos psiquiátricos como es el caso de los síntomas cognitivos (mentales) de una crisis de ansiedad, donde la persona teme volverse loca ante una “sensación de irrealidad”.

PUBLICIDAD

Los síntomas del trastorno de despersonalización son tan extraños que es frecuente que la persona que lo padece tenga miedo a volverse loca, motivo por el cual este desorden cursa con importantes niveles de ansiedad. Es por ello que un amplio abanico emocional negativo suele ser la consecuencia del padecimiento de este trastorno como es el caso de los síntomas depresivos, angustia, obsesiones, preocupaciones somáticas, así como una alteración de la sensación subjetiva del paso del tiempo (por ejemplo, parece que el tiempo transcurre más lentamente o más rápido de lo habitual).

Poder conocer las causas que lo provocan y acudir a un especialista que les informe y les ayude a controlar el estrés y la ansiedad que esta situación genera serán claves para evitar volverse loco y resolver este peculiar desorden.

Creado: 26 de enero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD