PUBLICIDAD

Salud al día
Estrabismo
Si se detecta y trata antes de los cuatro años de edad el pronóstico del estrabismo es muy bueno, porque la plasticidad cerebral es mayor en niños pequeños, y resulta más fácil corregir las alteraciones y recuperar la visión perdida.
Escrito por Olga Díez Jambrina, Bióloga

Tratamiento del estrabismo

Los objetivos que persigue el tratamiento del estrabismo son: conseguir una buena agudeza visual en ambos ojos, que tengan la mejor alineación posible para que la desviación se aprecie menos y mejore el aspecto físico del paciente, y desarrollar la visión binocular normal. Para conseguirlo es muy importante el diagnóstico precoz e iniciar el tratamiento cuanto antes.

El tratamiento del estrabismo está orientado a reforzar los músculos y conseguir la alineación de los ojos. Para ello se prueba con la utilización de gafas y la práctica de diversos ejercicios dirigidos al músculo ocular. Para los niños se aconseja que las gafas sean de pasta y de puente bajo.

En caso de que exista ambliopía el tratamiento de elección es la oclusión total, es decir, colocar un parche en el ojo dominante para forzar al paciente a usar el otro ojo.

Una vez determinado el tipo y grado de estrabismo, y preferiblemente tras corregir la ambliopía, se puede recurrir también a la cirugía, que actúa sobre los músculos que inciden en el desarrollo del estrabismo, debilitando los músculos hiperfuncionantes y reforzando los hipofuncionantes, modificando la inserción del músculo, o bien acortándolo para conseguir el alineamiento de los ojos. Es frecuente que se necesiten varias operaciones para obtener el resultado deseado. Es una cirugía bastante segura, aunque cualquier operación y anestesia implica ciertos riesgos de los que informarán al paciente o a sus progenitores (en el caso de menores) antes de la intervención quirúrgica.

Otro método para intentar corregir el estrabismo es relajando uno o varios músculos mediante una operación en la que se inyecta una sustancia llamada toxina botulínica.

El mejor momento para realizar este tipo de operaciones es cuando el niño tiene entre tres y cinco años. En el caso de que el estrabismo sea congénito y aparezca desde el nacimiento se recomienda operar al niño durante el primer año de vida.

Actualizado: 13 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD