PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Una guía aclara falsos mitos sobre la hipertensión

Es frecuente que los pacientes hipertensos no cumplan adecuadamente el tratamiento y lleven hábitos de vida inapropiados, por eso se ha editado una guía para desterrar mitos.
Doctor tomando la tensión a paciente

26 de Diciembre de 2012

Las personas que sufren hipertensión arterial necesitan estar bien informados sobre la mejor manera de manejar esta patología, para no cometer errores que dificulten su control y tratamiento. Para ayudarles, la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) ha elaborado una guía para aclarar una serie de falsos mito que circulan sobre esta enfermedad.

La presidenta de SEH-LELHA, Nieves Martell, explica que es frecuente que los pacientes no cumplan adecuadamente el tratamiento y lleven un estilo de vida inapropiado, debido entre otras cosas a que no tienen claros ciertos conceptos sobre la hipertensión y la forma de controlarla.

Cumplir correctamente con el tratamiento reduce significativamente el riesgo cardiovascular de las personas con hipertensión

Por ello, esta sociedad pretende que la nueva guía, que se puede consultar en Internet en www.clubdelhipertenso.es, resulte de ayuda para todas las personas afectadas por tensión arterial elevada –alrededor de 15 millones en España–, y contribuya a aclarar qué hay de verdad y qué es falso en los numerosos mitos que se han establecido acerca de la hipertensión.

La especialista señala, además, que cumplir correctamente con el tratamiento reduce significativamente el riesgo cardiovascular de las personas hipertensas y evita que estos pacientes sufran eventos graves cuya atención implica grandes costes en todos los sentidos.

Mitos sobre la hipertensión más comunes

Entre los mitos sobre la hipertensión más arraigados entre la población destacan:

  • La tensión me sube solo en la consulta del médico. Se trata del efecto de la ‘bata blanca’ o de los nervios que hacen que al paciente le suba la tensión cuando se la va a tomar el profesional médico. Por ello, también es conveniente comprobar la tensión en casa, donde no hay nada que pueda alterar el resultado. En ese caso, la SEH-LELHA recomienda acudir al médico si el resultado de la medición es superior a 135/85 mmHG.
  • Es peligroso tener la tensión ‘descompensada’. Ocurre cuando en la medición los valores de las presiones mínima y máxima están próximos. Sin embargo, la diferencia que haya entre ambos valores no es relevante; lo importante, afirman los expertos, es que ambas presiones –tanto sistólica como diastólica– se encuentren dentro de los niveles apropiados: 140/90 mmHg.
  • El dolor de cabeza es un indicador de que se tiene alta la tensión. El dolor de cabeza puede deberse a múltiples factores, y no indica necesariamente que la persona que lo sufre tenga alta la tensión. Para comprobar si es así, es imprescindible hacerse una medición, porque generalmente la tensión alta no provoca síntomas.
  • Tomar pastillas contra la hipertensión me permite tomar la sal que me apetezca. Esto es totalmente falso, ya que incluso las personas cuya tensión es la recomendada, deben tener cuidado con el consumo de sal, así que en el caso de los pacientes hipertensos es imprescindible que sigan los consejos de su médico sobre la cantidad de sal que pueden ingerir.
  • Lo importante es que la mínima esté controlada. Al contrario de lo que se pensaba hace unos años, no solo hay que vigilar la tensión diastólica –la mínima–, sino que también es vital controlar la máxima, o tensión sistólica.
  • Los hipertensos no pueden beber café. No se ha comprobado que tomar café cause hipertensión. De hecho, los pacientes con hipertensión, siempre que no tengan alguna otra contraindicación al respecto, pueden consumir entre una y tres tazas de café diarias.
  • Puedo interrumpir el tratamiento si se acabaron las pastillas o ‘ya estoy bien’. Algunos pacientes dejan de tomar la medicación si se les termina antes de la siguiente visita médica, o abandonan o disminuyen la cantidad de fármacos recomendados por el especialista porque se encuentran bien o sus valores de tensión se han normalizado. Desde la SEH-LEHLA insisten en que no se suspenda el tratamiento sin consultarlo previamente con el médico. En cualquier caso, es imprescindible acudir al médico y seguir sus indicaciones.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de los casos de psoriasis se manifiestan antes de los 20 años de edad
'Fuente: 'Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)''