PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Aconsejan tratamientos naturales para la lumbalgia

Una nueva guía editada por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria aconseja incluir terapias de origen natural, como la medicina biorreguladora, para abordar el tratamiento de la lumbalgia.
Médico explora espalda paciente

Los medicamentos biorreguladores contienen principios activos de origen vegetal y mineral

10 de Julio de 2014

La lumbalgia, que afecta al 15% de las personas mayores de 20 años en nuestro país, es el dolor crónico más frecuente, y representa la segunda causa de absentismo laboral en los países industrializados. La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) acaba de editar una guía sobre el Abordaje del dolor de Espalda en Atención Primaria, en la que estos profesionales aconsejan que se incluyan terapias de origen natural, de acción biorreguladora, en el tratamiento de esta patología.

Como indica uno de los autores de la guía, el Dr. Miguel del Valle, director de la Escuela de Medicina del Deporte, la medicina biorreguladora presenta una tolerancia muy buena, y no provoca los efectos secundarios ni las reacciones adversas propias de las terapias convencionales.

El Dr. Del Valle explica que los medicamento biorreguladores están compuestos por principios activos de origen vegetal y mineral, en cantidades similares a las que se encuentran en el sistema inmune, y facilitan al organismo la reparación de los tejidos afectados, favoreciendo que se restaure el correcto funcionamiento del mismo tras una lesión o alteración orgánica.

Los medicamentos biorreguladores, compuestos por principios activos de origen vegetal y mineral, actúan sobre la inflamación y suelen favorecer elt ratamiento del dolor de espalda agudo y crónico

Se trata de sustancias que tienen un efecto sobre los mecanismos de la inflamación y suelen tener efectos beneficiosos para tratar el dolor de espalda agudo y crónico. Según este experto, al emplear estos fármacos se puede contrarrestar el exceso de otros como los antiinflamatorios, los corticoides o los relajantes musculares, que no es conveniente tomar de forma prolongada porque tienen efectos adversos, especialmente a nivel digestivo.

Los médicos de Atención Primaria señalan que un buen diagnóstico es imprescindible para poder iniciar el tratamiento más apropiado, aunque en el 80% de las lumbalgias el dolor –que se localiza entre la base del cráneo y el límite inferior de las nalgas– no se produce a consecuencia de ningún traumatismo o enfermedad, y su origen suele ser mecánico, postural, o asociado al envejecimiento.

Fuente: Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD