PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Test de paternidad
El test de paternidad consiste en realizar un estudio genético a muestras obtenidas de dos individuos para comprobar si sus genes son iguales y determinar si existe un vínculo familiar, de tipo padre e hijo, entre ambos.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Qué es un test de paternidad

El test de paternidad consiste en realizar un estudio genético a una persona y a su supuesto padre para comprobar si sus genes son iguales y así establecer un vínculo familiar. Los genes se encuentran en el interior de las células y cada persona tiene alrededor de 25.000 genes. Se encargan de realizar diferentes funciones en el cuerpo humano y aportan rasgos únicos a cada persona.

Para realizar la prueba se necesita coger una muestra de cada individuo a estudiar (hijo y padre), que habitualmente es una muestra cómoda de obtener como por ejemplo:

  • Sangre, a través de una extracción sanguínea como en las analíticas.
  • Pelos, siempre y cuando se recoja la raíz del pelo, que es donde están las células de folículo piloso.
  • Saliva, frotando bien las superficies internas de la boca para recoger células epiteliales.
  • Cualquier sustancia con células y material genético (semen, uñas, biopsias, etcétera).

La prueba no tiene prácticamente ningún riesgo, pero debido a que puede dar información de compleja interpretación se recomienda que siempre sea indicada por un especialista, que después explique su resultado. Hay que desconfiar de las pruebas genéticas de venta libre en Internet, porque normalmente se trata de test de poca utilidad y cuyos resultados se pueden malinterpretar.

La legislación de la prueba de paternidad es variable en cada país, aunque  generalmente la voluntad del supuesto hijo predomina respecto a la del padre. Por eso en España es posible recoger la muestra del padre sin que él lo sepa y realizar el estudio; eso sí, no tiene valor judicial y sólo tendría un carácter informativo. Para recoger la muestra del supuesto hijo siempre hace falta su consentimiento. En el caso de la madre es indiferente que quiera participar en el proceso o no, y no es necesario recoger muestras de ella.

Para que un test de paternidad tenga valor jurídico, y así establecer una relación familiar de manera oficial, se deben realizar la recogida de muestras y los estudios de laboratorio bajo supervisión forense y con autorización judicial. Sólo así se demostrará que la muestra recogida corresponde efectivamente a una persona concreta. Esto es importante para poder resolver problemas con herencias o responsabilidad civil.

Actualizado: 15 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD