PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Holter
Conocer con detalle la actividad eléctrica del corazón en tan solo unas horas es posible gracias al holter, un dispositivo que te llevas a casa y que registra los datos a analizar por el médico mientras haces tu vida normal.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Qué es un holter

Holter

El holter es un instrumento que sirve para registrar la actividad eléctrica del corazón durante varias horas. También se llama monitor holter o holter-ecg. La principal ventaja que presenta este aparato es poder realizar un registro del ritmo cardíaco durante un tiempo prolongado, ya que un electrocardiograma rutinario sólo nos permite conocer cuál es el circuito eléctrico cardíaco en ese mismo momento y no sabemos si antes o después estuvo alterado.

El nombre de esta prueba se debe a Norman Holter, un físico estadounidense de principios del siglo XX que focalizó sus estudios en la rama de la biofísica. Él desarrollo un monitor ligero, del tamaño de un maletín, fácilmente transportable y con la capacidad de escribir un registro continuo del ritmo cardíaco. Antes que este invento, los electrocardiogramas ocupaban una habitación exclusiva del hospital y requerían mucho tiempo y preparación previa. Durante el resto del siglo XX el holter se ha perfeccionado, volviéndolo más ligero y más pequeño, y con un registro digital que facilita su realización al paciente y al médico.

Con este aparato sólo se puede medir la actividad electrocardiográfica, frecuencia cardíaca y respiratoria. No es habitual que se mida al mismo tiempo la tensión arterial. Por la noche, el holter puede complementarse con otros aparatos que miden la saturación de oxígeno en sangre, entre otros parámetros, al igual que se realiza en la polisomnografía.

Es una prueba que no supone un gasto excesivo, pero tiene una difícil interpretación, por lo que debe ser realizada por expertos y sólo cuando vaya a ser útil para determinar un diagnóstico o ajustar un tratamiento. Se puede realizar de forma ambulatoria, de forma que no interrumpe excesivamente la rutina diaria del paciente, tan sólo hay que recoger y entregar el holter en el hospital o clínica habitual. A día de hoy se trata de una prueba que se realiza de forma cotidiana en muchos centros hospitalarios, incluso en los más pequeños.

Actualizado: 30 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD