PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Ser analfabeto, un factor de riesgo en alzhéimer

Ser analfabeto, según los expertos, es un factor de riesgo para desarrollar alzhéimer y favorece la progresión de la enfermedad, mientras que la actividad física e intelectual ha demostrado retrasar su avance.
Ser analfabeto, un factor de riesgo en alzhéimer

18 de Septiembre de 2013

Ser analfabeto es un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad de Alzheimer, según han advertido expertos en enfermedades neurológicas en el marco de la presentación del Congreso Internacional sobre Investigación e Innovación en Enfermedades Neurodegenerativas, que se celebrará los próximos 23 y 24 de septiembre en Madrid.

Alberto Rábano, director del Banco de Tejidos de la Fundación Centro de Investigación en Enfermedades Neurológicas (CIEN), ha señalado que si bien en la actualidad los principales objetivos de investigación se dirigen a desarrollar métodos que permitan detectar el alzhéimer en sus etapas iniciales, existen estudios que indagan sobre los factores que favorecen o retrasan la progresión de la enfermedad, que han demostrado que actividades como la práctica regular de ejercicio físico e intelectual y mantener relaciones sociales, disminuyen el ritmo de progresión del alzhéimer.

Diversos estudios han demostrado que actividades como la práctica regular de ejercicio físico e intelectual y mantener relaciones sociales, disminuyen el ritmo de progresión del alzhéimer

Jesús Ávila de Grado, director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED), ha explicado que dado que el alzhéimer es una enfermedad genética provocada por una proteína, se han elaborado vacunas contra dicha proteína, que de momento no han dado los resultados preventivos esperados, por lo que se siguen buscando otras dianas para desarrollar nuevas terapias.

El experto ha añadido que está en marcha otra investigación para el tratamiento del alzhéimer avanzado, que se basa en fabricar neuronas a partir de fibroblastos, para comprobar si reúnen las mismas características que las que se encuentran en el cerebro de los pacientes, e intentar así detener la enfermedad en las neuronas afectadas.

Según Ávila, es posible que los fármacos disponibles en la actualidad fueran efectivos si se pudieran utilizar en las primeras fases del alzhéimer, de ahí la importancia de descubrir cuáles son los procesos iniciales de este tipo de demencia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''