Un análisis de orina permitiría detectar el alzhéimer precozmente

Descubren que el ácido fórmico urinario es un biomarcador sensible para detectar el alzhéimer en etapas tempranas de la enfermedad, por lo que un simple análisis de orina podría ayudar a diagnosticar precozmente esta demencia.
Escrito por: Eva Salabert

30/11/2022

Un hombre entregando una muestra de orina al médico

Uno de los retos a los que se enfrenta la medicina para combatir la enfermedad de Alzheimer o retrasar la progresión del deterioro cognitivo que provoca es que los primeros síntomas del alzhéimer aparecen cuando la enfermedad ya ha dañado el cerebro del paciente. Diagnosticar precozmente este tipo de demencia ayudaría a mejorar su pronóstico, pero las técnicas diagnósticas disponibles son costosas e invasivas. Ahora, un grupo de científicos ha descubierto que el ácido fórmico puede ser un biomarcador urinario útil para detectar el alzhéimer en etapas tempranas, y que un simple análisis de orina permitiría identificar a los afectados cuando aún no han manifestado síntomas.

PUBLICIDAD

Los resultados de la investigación se han publicado en Frontiers in Aging Neuroscience y sugieren que este método para diagnosticar el alzhéimer de forma precoz podría sentar las bases para desarrollar programas de detección a gran escala. “La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad crónica continua y oculta, lo que significa que puede desarrollarse y durar muchos años antes de que surja un deterioro cognitivo evidente”, dijeron los autores. “Las primeras etapas de la enfermedad ocurren antes de la etapa de demencia irreversible, y esta es la ventana dorada para la intervención y el tratamiento. Por lo tanto, es necesario realizar pruebas de detección a gran escala para la enfermedad de Alzheimer en etapa temprana para los ancianos”.

PUBLICIDAD

Ácido fórmico urinario, marcador del deterioro cognitivo por alzhéimer

Las técnicas de diagnóstico que se usan en la actualidad para detectar el alzhéimer incluyen tomografías cerebrales por emisión de positrones, que tienen un coste elevado y exponen al paciente a la radiación. Existen también pruebas de biomarcadores, pero para ello son necesarias extracciones de sangre invasivas o una punción lumbar para obtener líquido cefalorraquídeo, que puede resultar molesto para los pacientes.

"Las primeras etapas del alzhéimer ocurren antes de la etapa de demencia irreversible, y esta es la ventana dorada para la intervención y el tratamiento”

Una prueba de orina no es invasiva y facilitaría la detección a gran escala. Aunque ya se habían identificado antes biomarcadores urinarios para la enfermedad de Alzheimer, ninguno ha sido eficaz para detectar la enfermedad en sus primeras etapas, lo que significa que la “ventana dorada” para el tratamiento temprano sigue siendo difícil de alcanzar.

PUBLICIDAD

Los investigadores estudiaron a 574 personas: un gran grupo de pacientes con alzhéimer en distintos grados de progresión de la enfermedad, y voluntarios sanos con cognición normal que sirvieron como grupo de control. Analizaron muestras de orina y sangre de todos los participantes y les sometieron también a evaluaciones psicológicas.

Encontraron que los niveles de ácido fórmico en orina aumentaron significativamente en todos los grupos de alzhéimer en comparación con los individuos sanos, incluido un grupo de pacientes con deterioro cognitivo subjetivo en etapa temprana, y se correlacionaron con un deterioro cognitivo. Los hallazgos sugieren que el ácido fórmico podría actuar como un biomarcador sensible para la enfermedad de Alzheimer en etapa temprana, aunque es necesario seguir investigando la relación entre el ácido fórmico y el alzhéimer.

PUBLICIDAD

Además, cuando estos científicos analizaron los niveles de ácido fórmico urinario en combinación con biomarcadores de alzhéimer en sangre, descubrieron que podían predecir con más precisión qué etapa de la enfermedad estaba experimentando un paciente. “El ácido fórmico urinario mostró una excelente sensibilidad para la detección temprana de la enfermedad de Alzheimer”, han afirmado los autores. “La detección de biomarcadores en orina de la enfermedad de Alzheimer es conveniente y rentable, y debe realizarse durante los exámenes físicos de rutina de los ancianos”.

Actualizado: 1 de diciembre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD