PUBLICIDAD

Salud al día
Colesteatoma
El colesteatoma es un problema del oído que tiene un crecimiento lento y progresivo, pudiendo destruir el hueso de su alrededor y otras estructuras del oído, llevando incluso a la sordera. Conoce qué puede provocarlo.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Síntomas del colesteatoma y complicaciones

Algunos pacientes con colesteatoma son asintomáticos. En los demás casos, los síntomas más frecuentes que aparecen en los pacientes con un colesteatoma son los siguientes:

  • Supuración maloliente y fétida a través del oído (otorrea fétida). Ésta, que suele ser poco abundante, puede incluso presentar mal olor sin llegar a exteriorizarse. Generalmente no produce dolor (ausencia de otalgia), de tal forma que cuando éste aparece puede ser debido a la infección de la piel del conducto auditivo externo, junto con secreciones infectadas.
  • No se produce fiebre.
  • Sordera (hipoacusia de transmisión), producida por afectación del oído medio. En estadios avanzados ésta puede deberse directamente a la afectación del oído interno. Su intensidad es variable, y puede guardar o no relación con el grado de extensión del colesteatoma.
  • Mareo y vértigo: aparecen si existe erosión de los conductos semicirculares, que son unas estructuras localizadas en el oído interno encargadas del equilibrio.

Evolución y complicaciones del colesteatoma

Los colesteatomas que no se extirpan quirúrgicamente pueden continuar creciendo o sobreinfectarse. Entre las complicaciones del colesteatoma se incluyen la pérdida de audición, la parálisis de los nervios craneales, otros síntomas neurológicos como el vértigo, la trombosis venosa e infecciones que pueden llegar a ser graves, como una meningitis o un absceso cerebral. La más frecuente de todas ellas es la sordera de transmisión, que ocurre en un 30% de los casos y se produce por la erosión de la cadena de huesecillos.

Los colesteatomas congénitos pueden crecer durante años sin ocasionar síntomas, lo que aumenta la importancia de realizar una exploración cuidadosa del oído medio durante las revisiones de rutina en los niños.

El colesteatoma (tanto congénito como adquirido) puede destruir estructuras dentro del hueso temporal del cráneo, causando déficits neurosensoriales o parálisis del nervio facial. También puede erosionar a través de las paredes de la mastoides, comprimiendo el lóbulo temporal del cerebro o presentándose como una masa bajo la piel.

Los colesteatomas avanzados pueden infectarse por microorganismos como bacterias, siendo las más frecuentes Pseudomona aeruginosa, Proteus y Bacteroides. La infección bacteriana crónica puede causar trombosis de venas cerebrales, conduciendo a la formación de abscesos, lo que constituye una necesidad de operación urgente.

Actualizado: 19 de Agosto de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD