PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Un implante cerebral permite recuperar la vista

Un chip electrónico que se implanta detrás de la retina es capaz de captar la luz y transmitir la información mediante impulsos eléctricos al cerebro, permitiendo a pacientes con retinosis pigmentaria recuperar parte de la visión.
Un implante cerebral permite recuperar la vista

Chip implantado detrás de la retina para captar la luz.

07 de Mayo de 2012

Un chip electrónico que se implanta detrás de la retina es capaz de captar la luz y transmitir la información mediante impulsos eléctricos al cerebro, permitiendo a personas afectadas por retinosis pigmentaria –una enfermedad congénita que provoca ceguera y padecen unas 25.000 personas en España–, recuperar en parte la visión perdida y poder distinguir luz y formas.

El dispositivo, desarrollado por la empresa alemana Retina Implant AG, y que tiene un tamaño de 3 milímetros cuadrados, actúa realizando la función de las células que han sido dañadas por la retinosis pigmentaria. Actualmente no se dispone de ningún tratamiento que pueda detener la progresión de esta patología hacia la ceguera, aunque hay diversas investigaciones en marcha para intentar combatirla, como los trasplantes de células del epitelio pigmentario.

Los pacientes que participaron en la investigación en Alemania, a finales de 2010, consiguieron reconocer objetos e, incluso, leer letras

En el marco de un ensayo clínico que comenzó en Alemania en 2010, ahora se ha probado esta especia de ‘retina artificial’ en dos pacientes en Reino Unido y, al parecer, con buenos resultados, ya que tres semanas después de la intervención, y una vez activado el dispositivo, ambos pacientes han conseguido percibir luz. En Alemania, a finales de 2010 los pacientes que participaron en la investigación consiguieron reconocer objetos e, incluso, leer letras.

El dispositivo que se implantó a los pacientes británicos consta de dos partes; una de ellas es como una pila, parecida a un implante coclear, y que se sitúa detrás de la oreja, bajo la piel, y va unida mediante un cable al chip que funciona como retina artificial, y que se coloca detrás del ojo.

Uno de los cirujanos que ha participado en la investigación, Robert MacLaren, que es profesor de Oftalmología en la Universidad de Oxford, explica que el dispositivo ha conseguido reactivar la retina de los pacientes, y que los resultados obtenidos ofrecen una nueva esperanza a las personas afectadas por retinosis pigmentaria, aunque advierte que todavía es pronto para garantizar su efectividad a largo plazo y que son necesarios nuevos ensayos.

Otras enfermedades que también provocan ceguera, como la degeneración macular o el glaucoma no pueden ser tratadas con este dispositivo, aunque el profesor MacLaren señala que en el futuro sí podría desarrollarse algún sistema similar para mejorar la degeneración macular, pero no para el glaucoma porque en esta patología el nervio óptico se encuentra dañado.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''