Apendicitis
Escrito por Mª Alicia Cortés, bióloga
Revisado por David Saceda, licenciado en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
La apendicitis consiste en la inflamación del apéndice y no siempre presenta síntomas claros, por lo que a veces se confunde con otras afecciones como alteraciones ginecológicas, lo que retrasa el diagnóstico.

Apendicitis

¿Qué es la apendicitis?

La apendicitis es la inflamación del apéndice intestinal, y afecta a la mucosa, tejido linfoide y capa muscular. El apéndice se encuentra en el inicio del intestino grueso, en la zona inferior derecha del abdomen. Tiene forma de lombriz de color rosado cuando no está inflamado. En su interior hay muchos folículos linfoides del sistema inmunológico (parecidos a los que hay en las amígdalas de la faringe). Este órgano no tiene ninguna función conocida en el ser humano, es un vestigio de la evolución como pueden ser los músculos que mueven las orejas o el hueso cóccix.

La apendicitis puede aparecer a cualquier edad, pero hay un pico de incidencia entre los 10 y los 30 años sin que se conozca la razón. También se ha detectado que es más frecuente en los varones, aunque no se han encontrado causas hormonales.

El problema de la apendicitis no es la inflamación del apéndice en sí, sino que si dejamos evolucionar el cuadro, el apéndice puede llegar a necrosarse y pudrirse literalmente en el interior del abdomen. Esto provocaría una situación de urgencia, la peritonitis, con gran riesgo para la vida del paciente.

Por todo ello es necesario realizar un diagnóstico y tratamiento precoz que impida la progresión de la apendicitis. El único tratamiento efectivo es la extirpación quirúrgica, lo que convierte a la apendicitis en la causa más frecuente de operación quirúrgica abdominal.

 
Actualizado: 07/10/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Natalia Jiménez

Experta en rosácea

“40 millones de personas tienen rosácea, pero a pesar de su elevada prevalencia es una patología infradiagnosticada y que en ocasiones no recibe un tratamiento correcto”

 

x10 se multiplica el riesgo de desprendimiento de retina en los grandes miopes

Las personas con más de cinco dioptrías de miopía tienen un elevado riesgo de sufrir desprendimiento de retina, un problema grave que, si no se trata en seguida, puede causar la pérdida de la visión.

Fuente: 'Instituto Europeo de la Retina Baviera'

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD