Heridas
Un golpe, un corte con un objeto afilado, o una mordedura pueden causar heridas que, según su gravedad, podrían necesitar atención sanitaria inmediata. Te enseñamos cómo actuar ante una lesión de este tipo.

Qué es una herida

Actualizado: 20 de marzo de 2019

Una herida es una falta de la continuidad de la piel que puede estar originada por diferentes causas, como un golpe, un corte con un objeto afilado o una mordedura. Es importante conocer su origen, ya que el tratamiento va a estar condicionado en gran medida al agente que la provoca, si por ejemplo la herida ha sido provocada por una mordedura de animal habrá que vacunar a la persona, o para un corte puede que sea necesario suturar.

La mayoría de las veces las heridas no suponen un riesgo inmediato, pero pueden llegar a serlo si no se actúa correctamente desde el primer momento. Para no encontrarnos con alguna complicación hay una serie de signos que debemos conocer y unas conductas que debemos adoptar que nos proporcionarán tranquilidad y ayudarán a la recuperación de la herida.

Complicaciones de una herida

Las complicaciones más importantes que pueden derivarse de una herida son:

  • Hemorragia: importante saber tratarla de inmediato porque puede llevar a un shock.
  • Infección: si es leve enlentece el proceso de curación y causa fiebre y dolor intenso. Si pasa a ser grave puede conllevar la pérdida del miembro afectado o incluso shock y muerte.

Creado: 1 de agosto de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD