PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Laparoscopia
La laparoscopia es una técnica exploratoria o diagnóstica que también se emplea para realizar intervenciones quirúrgicas a través de pequeñas incisiones, lo que permite que el paciente se recupere antes y mejor.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Qué es la laparoscopia

La laparoscopia es una técnica quirúrgica que permite observar el interior del abdomen para establecer un diagnóstico y también se emplea para realizar una operación. Para ello se realizan pequeñas incisuras en la pared abdominal y, a través de ellas, se introducen cámaras, pinzas, cuchillas y otros aparatos muy pequeños que permiten manipular las vísceras internas sin tener que abrir el abdomen del todo. Se considera que la laparoscopia es una técnica de cirugía mínimamente invasiva, como la artroscopia, la CPRE, o la neuroendoscopia, entre otras. A pesar de ello, no deja de ser una operación quirúrgica, por lo que se debe realizar en un quirófano aséptico y bajo anestesia general.

Las primeras laparoscopias fueron practicadas por el Dr Heinz Kalk en la primera mitad del siglo XX. Este cirujano publicó más de 2.000 estudios de laparoscopias diagnósticas con muy buenos resultados. Poco a poco se realizaban más técnicas a través de la laparoscopia, como biopsias o mínimas intervenciones, hasta que en el año 1977 se realiza en Holanda la primera extracción de apéndice por laparoscopia. Casi al mismo tiempo, el argentino Dr Aldo Kleiman realiza extracciones de vesícula biliar (colecistectomía) por laparoscopia, pero no encuentra ningún apoyo en su país natal, donde lo rechazan. En España, la primera colecistectomía laparoscópica se realiza en 1990 en el Hospital San Carlos de Madrid por la Dra Vincent, y pronto se extendió al resto de hospitales públicos. Un año después, en 1991, los doctores hispanoamericanos Jacobs y Plasencia publican las primeras operaciones en el mundo de cáncer de colon por laparoscopia.

Las técnicas mínimamente invasivas como la laparoscopia han permitido que el postoperatorio de los pacientes sea más corto y menos doloroso, por lo que no necesitan tomar tantas pastillas para el dolor y los hospitales se ahorran costes al ser la estancia hospitalaria más corta. También disminuyen el número de infecciones en el postoperatorio.

Actualizado: 18 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''

PUBLICIDAD