PUBLICIDAD

Salud al día
Astigmatismo
Una alteración en la curvatura de la córnea, casi siempre congénita, es la causa de que las imágenes se vean borrosas. Si las gafas no te resultan cómodas, actualmente ya te pueden corregir el astigmatismo con cirugía.
Escrito por Olga Díez Jambrina, Bióloga
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Diagnóstico del astigmatismo

Para diagnosticar el astigmatismo, se debe realizar un examen oftalmológico estándar. En este examen se incluye una prueba de refracción, que se realiza con la ayuda de un dispositivo llamado refractómero. La refracción es la capacidad de concentrar en un punto de la retina los rayos de luz, y cuando los rayos de luz inciden en un ojo astigmático no convergen en un mismo punto, sino que se forman dos imágenes denominadas líneas focales. 

Con esta evaluación se determinará la ausencia de punto focal. Se podrá identificar también si se trata de un astigmatismo regular (generalmente congénito) o astigmatismo irregular (secundario a cicatrices). 

Otras técnicas empleadas son:

  • Retinoscopia: que permite valorar la refracción del paciente, que permite ver el reflejo de la retina y neutralizarlo con el retinoscopio.
  • Queratometría: con esta técnica se realiza una medición de determinados parámetros de la cornea para luego modificarlos hasta conseguir una visión nítida.
  • Topografía: nos permitirá realizar un mapa en tres dimensiones de la córnea mediante un procesamiento informatizado.

El oftalmólogo evaluara, además, la agudeza visual del paciente mediante una tabla ocular estándar.

Actualizado: 9 de Diciembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD