PUBLICIDAD

Entrevistas de Belleza y bienestar
Dr. Adolfo Sanz, experto en hiperhidrosis

Dr. Adolfo Sanz

Director médico de Clínica Sanipiel y experto en hiperhidrosis
"Para la hiperhidrosis axilar la técnica de infiltración con toxina botulínica tipo A es segura y eficaz hasta en un 85% de los casos"

Dr. Adolfo Sanz, dermatólogo y director médico de Clínica Sanipiel.

La hiperhidrosis es una producción excesiva de sudor, que hace que los afectados transpiren hasta cuatro o cinco veces más de lo que lo haría otra persona en las mismas circunstancias. El calor, el estrés, la actividad física, o los trastornos emocionales, entre otras situaciones, agravan todavía más el problema, deteriorando su calidad de vida y sus relaciones sociales y laborales. Aunque se estima que la prevalencia de hiperhidrosis es del 2,8% de la población, muchas personas la sufren sin consultar a su médico, por vergüenza, o porque creen que no tiene solución. Sin embargo, como explica el Dr. Adolfo Sanz, dermatólogo y director médico de Clínica Sanipiel, existen diversas opciones de tratamiento muy efectivas para corregir este trastorno, como la toxina botulínica tipo A de Allergan o BOTOX® o, en casos indicados, la cirugía conocida como simpatectomía transtorácica endoscópica.

La hiperhidrosis es una producción excesiva de sudor, pero ¿qué se tiene en cuenta para diagnosticar a una persona de hiperhidrosis?

Se considera excesivo el sudor cuando es notorio y visible, y tras determinaciones como el test de Minor, que consiste en la aplicación de yodo en el área de sudor y su visualización inmediata, al aplicar por encima almidón, de una coloración oscura, violácea, constatándose así el exceso del mismo.

Para diagnosticar a una persona de hiperhidrosis localizada o focal, además del exceso de sudor debemos observar que afecta a alguna de las siguientes áreas: axilas, palmas, plantas, o zona facial o del cuero cabelludo, que tiene una duración mayor a seis meses, que es bilateral, que su aparición suele ser a edades jóvenes, que los episodios de sudor son frecuentes, y que puede haber antecedentes familiares. Una consideración importante es que durante el sueño no se produce, y que condiciona la calidad de vida.

¿Se conocen las causas de este trastorno? ¿Hay factores de riesgo o características físicas que puedan hacer que una persona sea más propensa que otras a padecer hiperhidrosis?

"La propensión a la hiperhidrosis se encuentra condicionada por la genética, y hasta en el 50% de los pacientes pueden existir antecedentes familiares"

El exceso de sudor localizado es de origen desconocido. Como fondo existe una disfunción del sistema nervioso autónomo. En algunos casos los desencadenantes pueden producirse por calor, o ser de tipo emocional. Otro tipo de sudores pueden ser provocados por alteraciones neurológicas, infecciones, problemas endocrinológicos como la diabetes, oncológicos, o por algunos medicamentos. La propensión a la hiperhidrosis se encuentra condicionada por la genética, y hasta en el 50% de los pacientes pueden existir antecedentes familiares.

La hiperhidrosis puede llegar a afectar al 2,8% de la población, e influye mucho sobre la calidad de vida, sin embargo, se estima que alrededor de dos tercios de los afectados no consultan con el especialista, ¿a qué cree que se puede deber?

La calidad de vida de los pacientes con hiperhidrosis se ve seriamente afectada en sus relaciones de trabajo, personales, etcétera, y se mide fácilmente con un test escala de severidad donde una respuesta positiva a una pregunta sencilla como ¿es tolerable su sudor pero interfiere en la vida diaria?, o incluso ¿es apenas tolerable e interfiere frecuentemente en mi actividad diaria?, puede dar la pista a los pacientes para ser incluidos en programas de tratamiento.

Aún en la actualidad hay pacientes que no conocen los diferentes tratamientos, pero gracias a la divulgación de los medios de comunicación cada vez son menos los que están desinformados. Aquellas personas que puedan sospechar que tienen este problema deben encauzar la información a través de su médico de área, que les pondrá en contacto con el especialista adecuado.

Cómo evitar el sudor excesivo

¿Cuáles son las opciones de tratamiento de la hiperhidrosis, y en qué casos estaría indicada cada una de ellas?

"La iontoforesis se usa mucho para la hiperhidrosis palmar y plantar, y se puede realizar en el domicilio con un generador galvánico con agua. Es eficaz hasta en un 85% de los pacientes"

El tratamiento de la hiperhidrosis varía según la localización y su intensidad. Los tratamientos tópicos son de primera indicación, por ejemplo el cloruro de aluminio en concentración del 10 al 15%. Otro produzco eficaz pero más caro es el glicopirrolato, que es un fármaco sintético anticolinérgico de amonio cuaternario.

La iontoforesis se usa mucho para la hiperhidrosis palmar y plantar, y se puede realizar en el domicilio con un generador galvánico con agua. Es eficaz hasta en un 85% de los pacientes. El tratamiento dura unos diez minutos y se realiza cada dos días. 

En la hiperhidrosis axilar se pueden utilizar, si fallan los tratamientos tópicos, la toxina botulínica tipo A, o bien un generador de microondas, que va a destruir por calor las glándulas del sudor. La toxina botulínica tipo A se utilizaría en las palmas y plantas si fallase el tratamiento tópico o la iontoforesis.

Los tratamientos por vía sistémica se pueden utilizar en casos resistentes, pero suelen provocar efectos adversos que hacen reducir su utilización.

El BOTOX® se utiliza en el tratamiento de la hiperhidrosis axilar, ¿en qué consiste esta terapia y cuál es su grado de eficacia? ¿Es recomendable para todos los pacientes?

Para la hiperhidrosis axilar la técnica de infiltración con toxina botulínica tipo A es segura y eficaz hasta en un 85% de los casos. Debe utilizarse en segundo lugar tras el fracaso de los tratamientos tópicos. Consiste en delimitar el área de sudor por medio del test de Minor y delimitar el área en cuadriculas para proceder a la infiltración de la toxina botulínica. No requiere de anestesia, y se deben descartar los pacientes que pudieran ser alérgicos a alguno de los compuestos de la toxina. Los resultados se hacen patentes a los cinco días aproximadamente. 

En ciertos casos es necesario recurrir a la cirugía para corregir la hiperhidrosis, ¿qué tipo de intervención quirúrgica se hace y en qué pacientes estaría indicada?

Existe el tratamiento quirúrgico, la simpatectomía, manejado por cirujanos torácicos. Esta técnica se realiza para la hiperhidrosis axilar, palmoplantar y frontal. La más utilizada es en la palmar y axilar. La simpatectomía transtorácica endoscópica conlleva anestesia general y hoy día es una técnica mínimamente invasiva. Uno de los efectos secundarios de la cirugía para la hiperhidrosis es el sudor compensatorio.

¿Se puede curar definitivamente la hiperhidrosis, o es necesario mantener un tratamiento de por vida para reducir la cantidad de sudor?

"El tratamiento tópico, sistémico, con iontoforesis o con toxina botulínica, tiene solo efectos temporales, por lo que deben ser repuestos según las pautas de cada método. En cambio los tratamientos quirúrgicos (simpatectomía endoscópica) tienen un efecto duradero"

El tratamiento tópico, sistémico, con iontoforesis o con toxina botulínica, tiene solo efectos temporales, por lo que deben ser repuestos según las pautas de cada método. En cambio los tratamientos quirúrgicos (simpatectomía endoscópica) tienen un efecto duradero. Con la técnica de microondas parece demostrarse una disminución de la sudoración de hasta 1 año.

Además de para disminuir el sudor, ¿sirven los tratamientos para eliminar el olor asociado a éste?

El olor asociado al sudor, y en especial en axilas o pies, aunque pudiera mejorar al disminuir con el tratamiento de la hiperhidrosis, debemos tratarlo de forma independiente, y según cada caso, con desodorantes y antibacterianos, al involucrarse muchas veces las bacterias en el mal olor.

Además de someterse a un tratamiento específico, ¿qué otras medidas pueden adoptar las personas que sufren este trastorno para minimizar sus efectos?

Las medidas generales como permanecer durante el verano en lugares frescos, utilizar ropa que permita la transpiración, de lino o algodón y evitando que lleve fibras sintéticas, el uso de plantillas que absorban el sudor y controlen el mal olor, y reponer bebiendo agua la pérdida de líquidos producida por el exceso de sudor, son siempre a tener en cuenta.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD