Las pintas blancas de las uñas, ¿por qué aparecen?

La aparición de pequeñas manchas blancas en la base de las uñas es un pequeño misterio sobre el que se ha escrito mucho, pero poco real. La causa está relacionada con la queratina y no con la falta de calcio.
Las pintas blancas de las uñas, ¿por qué aparecen?
Manchas en las uñas por la aparición de la queratina.

Actualizado: 8 de abril de 2020

De pequeño, ¿a quién no le han dicho: “Esas manchitas de las uñas salen por falta de calcio? O incluso que brotaban por cada pecado o mentira del niño. Pues bien, de este misterio que son las manchas blancas se ha escrito mucho, pero no todo es cierto. Aquí tienes la verdadera respuesta:

Los profesionales médicos lo denominan leuconiquia punctata –manchas blancas punteadas en las uñas–, y su aparición se debe a la disposición de la queratina a causa de rupturas minúsculas que se producen en la matriz, situada en la base de la uñas, lo que favorece que se formen pequeñas bolsas de aire.

La queratina es una proteína fibrosa e insoluble. Es el principal constituyente de pelo y uñas. Por tanto, aparecen cuando se sufren golpes en las puntas de los dedos sin percatarse de ello. A medida que la uña crezca se irán desplazando hacia el extremo hasta desaparecer. De esta manera se puede parcialmente creer que cuando se sigue una dieta deficitaria pueden aparecer manchas, pero no por la alimentación en sí, sino porque las uñas se encuentran más débiles y cuando se producen esos diminutos golpes –pueden surgir al mordérselas, al hacerse la manicura…– es más fácil que la queratina surja para cumplir su función.

La leuconiquia tiene diversos tipos y también puede aparecer como consecuencia de diversas enfermedades como alteraciones renales o hepáticas. En otros casos, como recuerda la dermatóloga Lorea Bagazgoitia, cuando las manchas "son más extensas o amarillentas, te conviene consultar con un dermatólogo. La psoriasis o los hongos en las uñas, entre otros, pueden causar síntomas similares".

Mujer con pintas blancas en las uñas

Así que, como ves, la presencia de estas manchitas blancas en tus uñas no tiene nada que ver con que tus niveles de calcio o de otros micronutrientes sean bajos, ni con una alimentación insuficientemente equilibrada. Tampoco debes hacer nada especial para solucionarlo, ya que se recuperan por sí solas, por lo que no es necesario que intentes probar con ningún tipo de laca o cosmético. 

Otro mito: uñas de muerto

Por otro lado, las uñas de las manos crecen a mayor velocidad que las de nuestros pies, aproximadamente entre dos y cuatro milímetros cada mes. Así se mantienen a lo largo de la vida en ausencia de enfermedades. De ahí que se haya escuchado que las uñas siguen creciendo después de muerto. Pues bien, esto es falso, lo que ocurre es que visualmente lo parece, ya que la carne del cadáver se encoge y provoca que resalten más.

Creado: 3 de febrero de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD