PUBLICIDAD

Descamación del cuero cabelludo: cómo evitarla
La descamación del cuero cabelludo es un proceso fisiológico que suele pasar inadvertido, pero ciertas afecciones pueden aumentar la cantidad de piel que se desprende. Conoce sus causas y soluciones.

Por qué se descama el cuero cabelludo

Actualizado: 11 de marzo de 2020

El cuero cabelludo es una piel fina y muy vascularizada que recubre el cráneo y sirve de sustrato para que el pelo florezca. Al igual que el resto de la epidermis del cuerpo también se va desprendiendo en un proceso de renovación continua, que en cada individuo tiene una duración determinada. La descamación del cuero cabelludo pasa totalmente desapercibida para la mayoría de las personas, pues no es visible, pero existen ciertas patologías que pueden hacer que este proceso de cambio se acelere y la formación de escamas sea mayor de lo normal.

Cuando esto ocurre se observan sobre el cuero cabelludo, y a lo largo de los primeros centímetros de pelo, pequeñas escamas en forma de caspa, o incluso placas adheridas sobre la base del cabello. Además, esta descamación puede ir acompañada de picor e inflamación, que puede desembocar en una caída del cabello que podría llegar a ser irreversible.

Imagen de la descamación del cuero cabelludo

Afecciones asociadas a la descamación del cuero cabelludo

No todas las descamaciones del cuero cabelludo son iguales. La Dra. Ángela Hermosa Gelbard, dermatóloga del Centro HM Montepríncipe y miembro de la Academia de Dermatología y Venereología (AEDV) nos ha explicado las distintas afecciones que pueden provocar esta caspa:

  • Dermatitis seborreica

    Dermatitis seborreica

    En este caso las escamas que se dan en el cuero cabelludo son amarillas y suelen estar asociadas al exceso de grasa –llamado seborrea–. Los pacientes con este trastorno es habitual que también tengan esta descamación en la piel de otras partes del cuerpo, como los surcos nasogenianos o en las orejas.

  • Psoriasis

    Psoriasis

    La característica principal de esta enfermedad es que aparecen lesiones rojas con escamas plateadas o blanquecinas sobre la piel del cuero cabelludo y también en otras zonas del cuerpo, como en las rodillas, zona lumbar y codos.

  • Dermatitis atópica

    Dermatitis atópica

    En este caso aparecen unos eccemas que dan lugar a un exceso de caspa seca, acompañada de un picor intenso en el cuero cabelludo. Otras zonas que suelen estar afectadas por este tipo de afección son la parte posterior de las rodillas, las fosas antecubitales –parte interna del codo–, y otros pliegues del cuerpo.

  • Hongos

    Hongos

    Algunas infecciones como las tiñas del cuero cabelludo –más frecuentes entre los niños que en adultos– pueden manifestarse en forma de descamación de la piel que envuelve la cabeza. En las zonas en las que está presente este tipo de microorganismos suelen aparecer parches alopécicos, donde hay ausencia de pelo.

  • Alopecia cicatrizal

    Alopecias cicatrizales

    Alrededor del pelo se puede dar esta descamación, causada por ejemplo por el liquen plano pilar. Este desprendimiento de la piel suele ser microscópico y localizado, y puede servir como un método de diagnóstico precoz de esta afección antes de que se convierta en ausencia de cabello permanente.

Además de los casos anteriores, también existen algunos factores que pueden empeorar la descamación del cuero cabelludo, como por ejemplo los climas extremos, tanto de frío como de calor, los cambios hormonales durante el embarazo o la pubertad, o incluso el estrés emocional.

Cómo se diagnostica la descamación del cuero cabelludo

El primer síntoma del cuero cabelludo descamado es la aparición de pequeñas motas de caspa en el cabello. Pero para poder saber realmente cuál es el motivo de esta descamación es importante acudir al médico, que podrá observar las características de la caspa generada y determinará el tratamiento más efectivo para devolver la normalidad a esta delicada piel.

Es importante no dejarlo pasar y obtener un diagnóstico, pues esta afección estética puede ser un indicador de problemas más graves, como la alopecia. Según nos explica la Dra. Hermosa Gelbard debemos preocuparnos cuando la descamación del cuero cabelludo va acompañada de picor, inflamación y caída del pelo, y especialmente cuando va asociada también a una disminución de la densidad capilar, cuando aparecen zonas circunscritas con ausencia de pelo, o si la caída del cabello se prolonga durante un tiempo de más de seis meses.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD