PUBLICIDAD

Entrevistas de Belleza y bienestar
Entrevista: Dr. Iván Malagón, odontólogo especialista en ortodoncia y ortopedia maxilomandibular

Dr. Iván Malagón

Odontólogo especialista en ortodoncia y ortopedia maxilomandibular
"El principio que rige mi trabajo es que una sonrisa bella es en primer lugar una sonrisa saludable, pero además debe acompañar en armonía al resto del rostro"

El reconocido odontólogo Dr. Iván Malagón, el 'dentista de los famosos'.

El Dr. Iván Malagón, odontólogo especialista en ortodoncia y ortopedia maxilomandibular, y director clínico del centro pionero en la técnica Invisalign y estética dental avanzada en Montecarlo (Mónaco) –el Institut Monégasque de l´esthetique dentaire–, es además el único odontólogo que ha sido incluido en el libro La Excelencia Médica en España, una obra que detalla la aportación de los 40 especialistas en Medicina más relevantes de nuestro país a nivel internacional. Este experto en todo tipo de tratamientos de ortodoncia, y especialmente en ortodoncia invisible, técnica en la que también forma a otros profesionales, nos habla sobre los principales avances que se han producido en esta disciplina, y explica por qué en la actualidad –“por comodidad y estética”– los alineadores de Invisalign son los más demandados y los más indicados en manos expertas. No obstante, muchos conocen al doctor Malagón como "el dentista de los famosos".

¿Podría explicar en qué consisten y en qué pacientes estarían indicadas la ortodoncia y la ortopedia maxilomandibular?

La ortopedia maxilo-mandibular es la rama de la odontología encargada de estimular el crecimiento de los huesos de la cara (maxilar y mandíbula) para conseguir una armonía entre ellos y con el resto de los huesos del cráneo. Lógicamente, hacemos ortopedia cuando la forma o la posición de estos huesos no es la correcta en términos de función o de estética facial. La prevención es imprescindible en estos pacientes ya que, para poder modificar el crecimiento anómalo de un hueso, dicho paciente ha de estar en edad de crecimiento. Una vez pase esa fase de pico puberal (momento álgido del desarrollo, la pubertad), si no se hubiera actuado a tiempo, ya no tenemos opción de estimular el crecimiento y la única solución, ya cuando el paciente es mayor de edad, sería la cirugía ortognática.

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que se encarga de alinear y nivelar los dientes para conseguir una adecuada función del sistema masticatorio (llamado sistema estomatognático, formado por los dientes y las estructuras que los rodean (ligamento periodontal, encías y hueso alveolar), y por la articulación temporo-mandibular. Un cometido importante de la ortodoncia es preservar todas esas estructuras para hacer que duren para toda nuestra vida, y aportar estética a la sonrisa.

¿A qué edad resultan más efectivos estos tratamientos? ¿Se pueden emplear para corregir los defectos de la dentadura en cualquier momento?

Existe la creencia de que hay que esperar a tener todos los dientes definitivos y a ser “un poquito mayor” para empezar un tratamiento de ortodoncia… Nada más lejos de la realidad. Evidentemente, nunca es tarde y hoy día contamos con opciones de tratamiento efectivas a todas las edades y adaptadas a todos los problemas, pero lo óptimo es solucionar el problema cuanto antes. Y si hablamos de un niño, mejor.

La prevención es imprescindible en odontología, ya que para poder modificar el crecimiento anómalo de un hueso el paciente ha de estar en edad de crecimiento

Lo correcto es que nuestro niño visite al dentista desde el momento en que tiene todos los dientes de leche (dentición temporal o decídua), para que este valore si sus huesos se están desarrollando de manera adecuada y si los dientes temporales están sanos y correctamente posicionados para que guíen la futura erupción de sus sustitutos dientes permanentes.

¿Hay alguna contraindicación que impida o desaconseje que un paciente se someta a estas técnicas?

No hay contraindicación alguna porque el profesional ha de ofrecer la solución a cada paciente.

¿Qué medidas deben adoptar las personas que siguen un tratamiento de ortodoncia para que este dé los mejores resultados posibles?

El paciente debe siempre seguir las indicaciones de su odontólogo para que el tratamiento dé los resultados que estamos buscando, en cuanto a medidas de higiene y a precauciones respecto a los alimentos y estilos de vida que pueden dañar nuestros dientes o los sistemas de ortodoncia durante el tratamiento. Una vez que hemos finalizado, debemos tener en cuenta que los dientes tienen memoria y tienen una tendencia natural a volver a su posición original, por lo que será necesario ser disciplinado en el uso de los retenedores. En ocasiones es necesario utilizar unos retenedores fijos (unos finísimos alambres que se cementan a los dientes por la cara interna), pero en la mayoría de los casos, y si el ortodoncista ha logrado una correcta estabilidad del paciente, será suficiente con el uso de un retenedor transparente de uso nocturno (de quita y pon), que debemos llevar puesto en las horas de descanso para evitar que se pierdan los logros del tratamiento.

Usted es el único odontólogo incluido en el libro La Excelencia de la Medicina en España, que expone la aportación de los 40 especialistas en Medicina más relevantes de nuestro país, ¿cuál considera que ha sido su aportación personal más importante en el ejercicio de su profesión?

Llevo muchos años implicado en el desarrollo y en las mejoras que ha experimentado la técnica Invisalign. Sin duda, ello ha sido posible por el esfuerzo y la dedicación para formarme y estar siempre a la última, además de estar convencido de que sólo de esta forma puedo ofrecer a mis pacientes el mejor tratamiento con los resultados más fiables. Yo provengo del mundo de la moda y esto me ha dado una sensibilidad especial para valorar la importancia que tiene la estética y un sentido innato para buscar la armonía y la naturalidad en la sonrisa de mis pacientes. Siempre digo que tenemos que ser capaces de diseñar sonrisas armónicas, naturales y saludables porque, sobre todo, el principio que rige mi trabajo es que una sonrisa bella es en primer lugar una sonrisa saludable, pero además debe acompañar en armonía al resto del rostro. Y para conseguirlo, además de las cualidades naturales, el profesional debe dedicar mucho tiempo a investigar, a formarse, a probar materiales… La docencia me aporta mucho en esto, porque cada clase es una prueba de fuego: soy responsable de la formación de otros profesionales, que tienen que ser los mejor formados.

Un niño debe ir al dentista desde el momento en que tiene todos los dientes de leche, para que este valore si sus huesos se están desarrollando de manera adecuada y si los dientes temporales están sanos y correctamente posicionados

La técnica Invisalign, un gran avance en ortodoncia

¿En qué consiste la técnica Invisalign?

Invisalign es una técnica de ortodoncia prácticamente invisible. Consiste en unos alineadores –fundas de policarbonato– hechas a medida para cada paciente, que se colocan sobre los dientes y se cambian cada dos semanas, para llevar los dientes a su posición más adecuada y natural. En términos de comodidad y estética para el paciente durante el tratamiento de ortodoncia, actualmente son los alineadores de Invisalign los más demandados y los más indicados en manos expertas. Desde el punto de vista técnico, no hay técnica de ortodoncia con más potencial biomecánico que Invisalign. No contamos con una técnica 100% mejor que las demás, sino que será el profesional el que marque los límites, los objetivos, y cómo conseguirlos con cualquier técnica (ortodoncia tradicional con brackets o técnicas con alineadores transparentes).

Sin lugar a dudas, por los beneficios que aporta al paciente en cuestión de estética, comodidad para mantener una higiene cotidiana adecuada y para comer sin ningún tipo de impedimento, es Invisalign la técnica más indicada (si el profesional está certificado y adecuadamente formado). Lógicamente, el hecho de no usar ningún tipo de metal ni de alambre que pueda provocar rozaduras o úlceras e, incluso, el hecho de no tener que “cementar” los clásicos brackets en la superficie del esmalte (lo que podría provocar ciertas desmineralizaciones y favorece la acumulación de placa dental y enfermedad de las encías), hacen de la ortodoncia transparente la técnica de elección.

¿Está indicada para cualquier paciente?

La elección del tipo de técnica de ortodoncia depende del grado de experiencia del odontólogo en cada una de ellas. Invisalign no tiene límites diferentes a los que pueda tener otra técnica de ortodoncia tradicional. Es el profesional el que ha de ser capaz de usar todos los recursos que le puede dar esta herramienta para conseguir sus objetivos. En función de la formación del prescriptor, este será capaz de tratar la mayoría de las malposiciones dentarias, sea cual sea su complejidad.

Tener unos dientes alineados será el primer paso para que duren para toda la vida. Prevenir es mejor que curar (y más barato)

¿Cuánto pueden costar aproximadamente este tipo de tratamientos?

Actualmente existe un amplio abanico de precios para la ortodoncia invisible, en función de la complejidad de cada caso, que va desde los 1.500€ a los 6.500€. Hay que tener en cuenta que no hay mejor inversión que la que hacemos para preservar o mejorar nuestra salud. Tener unos dientes alineados será el primer paso para que duren para toda la vida. Recuerde que prevenir es mejor que curar (y más barato).

¿Cuáles son los principales avances que se han producido en el campo de la ortodoncia en los últimos diez años?

En la última década hemos asistido a los mayores cambios que ha habido nunca en los tratamientos de ortodoncia. Estas mejoras han ido siempre encaminadas a acortar la duración de los tratamientos, a mejorar sus resultados, y a favorecer la estética y la comodidad del paciente durante el tiempo que debe llevar ortodoncia. Hemos asistido, así, a la irrupción de nuevos materiales para los brackets (de cerámica, invisibles, de colores para los más jóvenes…) y nuevas modalidades (brackets linguales). Y, sin duda, la técnica Invisalign, ha sido el cambio más relevante: un sistema invisible, de quita y pon, que permite una higiene rigurosa, no interfiere en la alimentación, y del que el paciente puede prescindir en eventos puntuales especiales. Invisalign es una técnica basada en principios biomecánicos cuya fiabilidad está contrastada por numerosos estudios in vitro, que ya han usado más de dos millones y medio de pacientes en todo el mundo. Desde su presentación, hace más de 16 años, la evolución ha sido exponencial debido a la aportación tanto de los odontólogos certificados para usar esta técnica como a la gran inversión en I+D+I (cuentan con un equipo de más de 100 ingenieros).

La técnica Invisalign es un sistema invisible, de quita y pon, que permite una higiene rigurosa, no interfiere en la alimentación, y del que el paciente puede prescindir en eventos puntuales

Principalmente, los mayores avances han ido enfocados a desarrollar el software que nos permite a los profesionales desarrollar el plan de tratamiento de cada paciente, individualizado, y cuya responsabilidad es total y únicamente del facultativo. Es el odontólogo el que ha de diagnosticar y prescribir una serie de parámetros que transmitirá a los técnicos de Align Technology, en Santa Clara (Estados Unidos), para que estos, una vez escaneados los registros que toma el odontólogo en la clínica, los interpreten y elaboren una predicción virtual en 3D (llamada Clincheck) con la evolución de lo que deberá ser el plan de tratamiento de ese paciente en particular. Es en este software donde ha habido más modificaciones, para permitir al odontólogo tener una herramienta más fiable.

Otro gran avance ha sido el cambio de material de los alineadores. En la actualidad usamos Smartrack, cuya composición es tan secreta como la fórmula de la Coca-cola.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

7
de cada diez envases de vidrio que se consumen en España se reciclan
'Fuente: 'Ecovidrio''

PUBLICIDAD