PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Ortodoncia: sonrisa bonita, sonrisa sana
Lucir una sonrisa de estrella de Hollywood no es sólo un objetivo estético, también favorece la salud de tu boca. Conoce los tipos de ortodoncias existentes y cuándo es necesario recurrir a un aparato.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar
Revisado por Pilar Mª Barquero Lorente, Odontóloga y especialista en Ortodoncia y Odontopediatría de la clínica Navas Dental de Alicante

Qué es una ortodoncia

Qué es una ortodoncia

La ortodoncia es una rama perteneciente a la odontología que se encarga, principalmente, de que los dientes estén alineados de forma correcta y de que la oclusión sea la adecuada. Entre sus funciones también se encuentran la de guiar la erupción dental así como la de controlar el desarrollo de los maxilares.

No se trata simplemente de tener una sonrisa bonita. El hecho de que nuestras piezas dentales estén en una posición correcta aporta a nuestra salud más beneficios de los que pensamos y que van más allá de la estética. Por ejemplo, hay estudios que demuestran que una gran parte de las afecciones que presenta la boca en la edad adulta están derivadas de una oclusión incorrecta y que, por tanto, podrían haberse prevenido con un tratamiento de ortodoncia.

A día de hoy existen gran cantidad de tipos de ortodoncia, desde la más convencional como la de metal hasta la de zafiro, completamente transparente, o los brackets linguales, que se colocan en la parte interna del diente. El precio de cada uno de ellos varía bastante, siendo más caros aquellos más estéticos y que menos se ven.

En definitiva, los objetivos de un tratamiento de ortodoncia pueden sintetizarse en tres:

  • Correcta oclusión dental y buena función bucodental.
  • Mejora estética de la sonrisa.
  • Beneficiar la salud bucodental, como el cepillado que evita así la acumulación de placa bacteriana.

Actualizado: 28 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD