PUBLICIDAD

El color de ojos se asocia a enfermedades de la piel

Un estudio demuestra que mientras que las personas con los ojos azules tienen menos posibilidades de sufrir vitíligo, aquellas que tienen los ojos marrones tienen a su vez menor riesgo de desarrollar un melanoma.
El color de ojos se asocia a enfermedades de la piel

El color de nuestros ojos puede desvelar problemas en la piel.

Una reciente investigación realizada en Estados Unidos, en la Universidad de Colorado, revela que el color de los ojos de una persona está relacionado con el riesgo de padecer determinadas enfermedades de la piel. El estudio demuestra que mientras que las personas con los ojos azules tienen menos posibilidades de sufrir vitíligo, aquellas que tienen los ojos marrones tienen a su vez menor riesgo de desarrollar un melanoma.

Los científicos analizaron a unas 3.000 personas de ascendencia europea que padecían vitíligo y detectaron de esta forma 13 nuevos genes que predisponen a padecer esta afección. El 43% de las personas con vitíligo tenía los ojos de color marrón, un 30% los tenía verdes, y tan solo el 27% tenía los ojos azules.

ciertas alteraciones genéticas que incrementan las posibilidades de desarrollar vitíligo también disminuyen el riesgo de melanoma, y al contrario

El director del Programa de Genética y Genómica Humana de la Universidad de Colorado, Richard Spritz, ha explicado que se pueden considerar al vitíligo y al melanoma como polos opuestos, ya que ciertas alteraciones genéticas que incrementan las posibilidades de desarrollar vitíligo también disminuyen el riesgo de melanoma, y al contrario.

El vitíligo es un trastorno autoinmune que afecta a la piel y que provoca la pérdida de pigmento en piel y cabello, debido a que el sistema inmune del paciente ataca a las células que se encargan de la pigmentación, por lo que Spritz señala que esta enfermedad se basa en una reacción excesiva e inadecuada del sistema inmunológico, cuya actuación sí estaría justificada sin embargo para combatir a las células cancerosas que forman el melanoma.

Las personas que padecen vitíligo tienen un riesgo incrementado de desarrollar también otras enfermedades de carácter autoinmune como la diabetes tipo 1, trastornos de la tiroides, lupus y artritis reumatoide. Y también sus familiares cercanos tienen más posibilidades de padecer alguna de estas patologías, incluso aunque no tengan vitíligo. Esto ha llevado a los autores del estudio -cuyos datos se han publicado en 'Nature Genetics'- a otra conclusión, y es que ciertos genes propician la aparición de este tipo de enfermedades autoinmunes, mientras que factores ambientales y otros genes son los que determinan el tipo de patología autoinmune que finalmente desarrollará el paciente.

PUBLICIDAD