PUBLICIDAD

Creatinina alta, cómo bajar sus niveles

Las enfermedades renales o los problemas musculares pueden elevar la creatinina, pero también una dieta inadecuada. Conoce qué alimentos te ayudarán a mantener sus niveles y cuáles evitar para proteger tus riñones.
Creatinina, fallo renal

Los valores normales son entre 0,7 y 1,3 mg/dl en hombres y entre 0,5 y 1,2 mg/dl en mujeres adultas.

La creatinina es una sustancia orgánica que se produce a consecuencia de la degradación de la creatina, un compuesto de los músculos. Su presencia forma parte del metabolismo de los músculos y sus valores suelen permanecer estables, sin embargo, si sus niveles en sangre se elevan por encima de lo que se considera normal, podría ser un signo de enfermedad renal, ya que los riñones son los encargados de filtrar la creatinina, para que se excrete a través de la orina.

La prueba indicada para determinar los valores de creatinina es el análisis de sangre, que se suele repetir al cabo de unos meses. Para interpretar sus resultados, además, el especialista tiene en cuenta el tipo de alimentación del paciente –que es otro factor de riesgo para que suba la creatinina–, y si está tomando suplementos nutricionales o fármacos que pudieran alterar sus niveles.

Los problemas renales o musculares, ciertos alimentos o suplementos, un exceso de ejercicio físico, o alteraciones de las vías urinarias pueden aumentar los niveles de creatinina

Algunos síntomas pueden indicar también que una persona tiene un exceso de creatinina como por ejemplo:

  • Alteraciones en la orina. Puede variar su color, que pasará a ser rojizo o rosado, aumentar la frecuencia de micción, o experimentar dolor al orinar. Y en el caso de que el incremento de creatinina se deba a un daño renal grave se podría observar espuma en la orina.
  • Fatiga y dolor de cabeza.
  • Náuseas, vómitos, o falta de apetito.
  • Picores en la piel.
  • Hinchazón en pies y manos.
  • Pérdida de peso sin razón aparente.

Cuáles son los niveles normales de creatinina y por qué se elevan

Aunque pueden variar de un individuo a otro en función de aspectos como su estilo de vida (los deportistas, por ejemplo, suelen tener niveles más altos de creatinina), los valores que se consideran normales son entre 0,7 y 1,3 mg/dl en adultos de sexo masculino, entre 0,5 y 1,2 mg/dl en el caso de las mujeres adultas, y entre 0,2 y 1 mg/dl si se trata de un niño.

Valores normales de creatinina Varón Mujer Niños
  Entre 0,7 y 1,3 mg/dl

 

Entre 0,5 y 1,2 mg/dl Entre 0,2 y 1 mg/dl

Además de por un problema de salud en los riñones (insuficiencia renal, infecciones, riego sanguíneo deficiente, cólico nefrítico…), la creatinina puede aumentar por afecciones musculares (como una lesión que provoque la descomposición de las fibras musculares, distrofia muscular, rabdomiólisis), un exceso de ejercicio físico, o alteraciones de las vías urinarias (como una obstrucción por cálculos en la vejiga) que impidan su correcta eliminación.

El exceso de creatinina también se ha asociado con patologías como la diabetes, enfermedades autoinmunes (lupus, síndrome de Goodpasture), gota… Por ello, es imprescindible averiguar las causas que están detrás de los valores elevados de esta sustancia, y tratarlas para recuperar unos niveles saludables.

Cómo reducir la creatinina elevada con la dieta

Los alimentos que incluimos en la dieta también pueden influir en la elevación de la creatinina en sangre, por lo que eliminar algunos e incorporar otros a la alimentación diaria nos ayudará a mantener unos niveles adecuados de creatinina, protegiendo así la salud de nuestros riñones.

Comer fruta para reducir niveles de creatinina

Introducir cambios en la dieta como los que te proponemos, te ayudará a bajar la creatinina alta:

  • Aumenta el consumo de frutas, verduras y hortalizas frescas. Cumple con la recomendación de tomar al menos cinco piezas o raciones cada día.
  • Elige alimentos diuréticos como la piña, los espárragos, las alcachofas o la cebolla.
  • Bebe suficiente agua (entre un 1,5 y 2 litros al día). Es cierto que las personas con enfermedad renal no pueden tomar muchos líquidos, pero la escasez de fluidos y la deshidratación elevan los niveles de creatinina en el organismo, por lo que es necesario consultar siempre al especialista para que indique la cantidad de líquidos que debe tomar el paciente.
  • Disminuye el consumo de proteínas, especialmente las procedentes de la carne roja, ya que esta contiene creatina que al cocinarla se transforma en creatinina.
  • En su lugar, puedes optar por carnes magras, como pollo, pavo, o conejo, y pescados blancos, que también te aportarán proteínas.
  • Ingiere más fibra alimentaria, que no solo equilibra el sistema digestivo, sino que también contribuye a reducir los niveles de creatinina. De hecho, un estudio publicado en The European Journal of Clinical Nutrition reveló que las dietas ricas en fibra ayudaban a disminuir los niveles de creatinina en los pacientes con insuficiencia renal crónica.
  • Reduce la ingesta de alimentos ricos en purinas como legumbres, vísceras, embutidos, marisco y pescado azul.
  • Evita tomar suplementos dietéticos de creatina, algo que está totalmente contraindicado en el caso de los pacientes con problemas renales.
  • Ciertas plantas medicinales ayudan a mejorar la función renal. Es el caso de la cola de caballo –que se caracteriza por sus propiedades diuréticas y depurativas, que previenen la retención de líquidos y favorece la eliminación de toxinas–, o la grama, que también presenta efectos similares y previene la infección de las vías urinarias, entre otros beneficios. Otras plantas que pueden ayudar a eliminar la creatinina son el ginseng, el diente de león, la canela o la manzanilla. Sin embargo, antes de consumir estas u otras plantas o hierbas consulta con un especialista si son convenientes para ti, porque en algunos casos pueden interferir con algunos medicamentos.

Además de seguir una dieta equilibrada y saludable, con una suficiente ingesta de líquidos, y disminuir el consumo de todos aquellos productos que eleven los niveles de creatinina, es importante que mantengas las cifras de tensión arterial y glucemia en sangre en rangos adecuados, y que practiques ejercicio físico regularmente, pero sin excederte, ya que una actividad física o muscular intensa también aumenta la creatinina.

Actualizado: 16 de Febrero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD