PUBLICIDAD

K2, la droga zombi

Lleva años en el mercado, pero ha sido en los últimos meses cuando ha crecido el consumo de K2 o droga zombi, un tipo de marihuana sintética que puede llegar a causar graves daños en el organismo, e incluso la muerte.
K2, la droga zombi

Los efectos más peligrosos de la droga K2 son los psicológicos, pues puede producir paranoia extrema, alucinaciones, agresividad…

En el verano del 2015 saltó la alarma, una nueva moda en el consumo de estupefacientes sintéticos estaba provocando la hospitalización de oleadas de jóvenes. Se trata de la droga K2, cuyo consumo, a pesar de llevar años en el mercado, no se había extendido hasta ese momento, y que en la actualidad, según un sondeo realizado en 2012 por la universidad de Michigan, se ha convertido en el segunda sustancia tóxica más consumida entre los jóvenes norteamericanos, causando incluso la muerte de varias personas.

Los síntomas de la droga K2 son muy parecidos a los que producen otras sustancias sintéticas como la cocaína, el LSD, o la metanfetamina

También conocida como Spice, Fake weed o droga zombi, hace que quien la consume camine con lentitud, desorientado, y expulsando espuma por la boca, como si formase parte del reparto de extras de una película de muertos vivientes. Este tipo de estupefaciente es un cannabinoide sintético, es decir, marihuana sintética, cuyos daños en el organismo son unas diez veces mayores que los generados por el consumo de marihuana convencional.

Efectos para la salud de consumir la droga K2

Si algo ha llamado especialmente la atención sobre la sustancia K2 son los síntomas que provoca en las personas que la ingieren o fuman, y que ha dado origen al sobrenombre por el que es más conocida: la droga zombi. Los síntomas son muy parecidos a los que producen sustancias como la cocaína, el LSD y la metanfetamina, que suelen causar una aceleración del ritmo cardíaco, aumento de la presión arterial, temblores, mareos, vómitos, y dilatación de las pupilas.

Los estupefacientes de este tipo no son obtenidos de la naturaleza, sino que se crean y modifican en laboratorios. En el caso de la droga K2, se pulveriza una mezcla de químicos psicoactivos sobre la marihuana, que es posteriormente fumada o preparada en ; estos químicos también se comercializan en forma líquida para ser vaporizados, o inhalados en cigarrillos electrónicos.

Sin embargo, los efectos más peligrosos del K2 son los psicológicos, pues al consumir esta droga se llega a tener paranoia extrema, alucinaciones, psicosis, un aumento considerable de la agresividad, y una falta de dominio sobre la voluntad. Los consumidores pierden el control, dando lugar a escenas dantescas como desnudos en público, peleas, e incluso casos de graves mordeduras a otras personas.

Aunque no hay estudios concretos que determinen con exactitud los daños a largo plazo que se pueden producir por el consumo de esta sustancia en humanos, existe uno Droga Spice/K2, más que un inocente sustituto de la marihuana, en el que los expertos alertan de que los compuestos cannabinoides presentes en la droga K2 dañan los mismos receptores neuronales que el tetrahidrocannabinol (THC), el principal compuesto psicoactivo del cannabis, a lo que hay que sumar el impacto de los químicos que se añaden en los laboratorios.

Entre los grandes problemas para acabar con el consumo de esta peligrosa sustancia está la facilidad con la que se puede comprar, incluso por Internet –pues muchas veces se vende como incienso o como líquidos aromáticos no aptos para el consumo– que hace que aumente su compra entre los jóvenes por no considerarlo ilegal. Lo que ha hecho que haya alcanzado ya las fronteras centroamericanas e incluso haya cruzado el charco, poniendo en jaque a las autoridades baleares sin ir más lejos.

Además, su bajo precio, que suele rondar los 10 euros por cada bolsa de tres gramos, lo hace muy atrayente para la gente con menos ingresos como droga alternativa a otras más costosas. Hay que añadir que este tipo de estupefaciente es muy difícil de detectar en el organismo, y puede llegar a dar negativo en un análisis convencional.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD