PUBLICIDAD

Embarazo
Método Billings
El método Billings es una forma natural de controlar la natalidad, que se basa en la observación del moco cervical para predecir el momento de la ovulación y del periodo más fértil y con mayor riesgo de embarazo.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Qué es el método de ovulación Billings

Cada vez son más las personas que deciden incorporar a su estilo de vida diferentes alternativas, productos y remedios naturales. El método Billings –también conocido como el método del moco cervical o método de la ovulación– puede ser la solución ideal para aquellos que buscan una forma natural de planificación familiar, ya que se trata de un anticonceptivo basado en la observación del moco cervical que permite predecir el momento de la ovulación y, por lo tanto, el periodo más fértil y en el que habría que evitar las relaciones sexuales.

A través de la observación minuciosa de la mucosa cervical, la mujer puede determinar cuáles son los días más fértiles de su ciclo menstrual y, por tanto, cuándo tiene más posibilidades de quedarse embarazada. Se trata de un método que data de los años 60 del siglo pasado y que fue desarrollado por los doctores John y Evelyn Billings.

La base de este sistema contraceptivo es que las hormonas vinculadas al ciclo menstrual –estrógenos, principalmente– también tienen una incidencia directa sobre el cuello del útero provocando que éste segregue una mucosidad conocida como moco cervical.

Dicho moco se acumula tanto en el cérvix –cuello del útero– como en la vagina y, debido al afecto de las hormonas, la mucosidad varía su densidad y color antes, durante, y después de la ovulación de la mujer.

Calendario de días fértiles

Teniendo como referente un ciclo menstrual regular –esto es, de 28 días–, el calendario de días fértiles según el método Billings sería el siguiente:

  • Empezando a contar desde el primer día de regla, el cuarto o quinto día desde que ésta se inició (según la duración del período) empezarían los días secos o seguros, que suelen ser cuatro o cinco.
  • Después de esos cuatro o cinco días, es decir, en torno al día 9 o 10 desde que comenzó la regla, la mujer empieza a segregar el moco cervical, el cual ayuda a descender al óvulo y favorece la supervivencia de los espermatozoides por lo que, a partir de este momento y aunque aún no se haya producido la ovulación, comienza el período fértil, que durará hasta unas 24 horas después de que se libere el óvulo, esto es, hasta el día 16 aproximadamente, siendo los días 14 y 15 los de mayor fertilidad, pues es cuando suele producirse la ovulación.
  • A partir de este momento, se inicia un período de 12 o 14 días secos o infértiles, hasta que la mujer vuelva a tener la menstruación, en los que el riesgo de embarazo es muy bajo.

Es importante saber que mientras que el óvulo tiene una vida de 12-24 horas, los espermatozoides pueden vivir hasta 3 días dentro del útero femenino. Es por esto que se deben evitar las relaciones sexuales –o bien mantenerse, si la intención es quedarse embarazada– en los momentos previos a la ovulación cuando el moco cervical ya está presente. 

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8
de cada mil niños y jóvenes sufren trastorno del espectro alcohólico fetal
'Fuente: 'Instituto de Investigación sobre Políticas de Salud Mental del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá''