Colestasis del embarazo
La colestasis obstétrica es un trastorno del hígado de la embarazada cuyo principal síntoma es un intenso picor en las palmas de las manos y plantas de los pies, y que puede perjudicar al feto. Descubre sus causas y cómo se trata.

Qué es la colestasis del embarazo: causas y síntomas

Actualizado: 8 de marzo de 2020

Es normal que durante el embarazo notes picor o prurito en la tripa, porque a medida que tu bebé crece dentro del útero, la piel de tu barriga se estira y, si no está bien hidratada, puede surgir esa comezón. Pero cuando ese picor se vuelve molesto, incluso insoportable, y no se restringe al área del abdomen, sino que aparece en las palmas de las manos y las plantas de los pies, conviene que acudas a tu ginecólogo porque podría tratarse de colestasis del embarazo, medicamente conocida como colestasis intrahepática del embarazo o colestasis gravídica, un trastorno que no afecta demasiado a la salud de la madre, pero que puede resultar peligroso para el feto, al incrementar el riesgo de nacimiento prematuro y de mortalidad fetal.

La colestasis obstétrica “es una patología que suele aparecer en el tercer trimestre de embarazo, y de forma atípica en el segundo, que se caracteriza porque la paciente empieza a experimentar un cuadro de picor en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, pero que puede generalizarse al resto del cuerpo, y que no se acompaña de lesiones en la piel de ningún tipo salvo las producidas por el rascado”, comenta la doctora Mar González, médico adjunto del Servicio de Obstetricia y responsable de la Unidad de Embarazo Patológico del Hospital Universitario La Paz, de Madrid. Es un picor que, según la doctora González, es más frecuente “por la noche, lo que a las pacientes les dificultad el descanso”.

El origen de este intenso picor en las manos y pies de la embarazada es un mal funcionamiento del hígado

Lo que ocurre es que algunas de las sustancias que el hígado se encarga de excretar, como las sales biliares (una sustancia que ayuda en el proceso de digestión y absorción de grasas), la bilirrubina, el colesterol, o los fosfolípidos, por algún motivo no funcionan correctamente y se acumulan en la sangre. “Las células del hígado tienen que eliminar sustancias como el colesterol y los ácidos biliares, pero a veces las bombas que tienen esas células hepáticas para eliminarlos no funcionan correctamente”, explica la doctora González.

Colestasis del embarazo: picor de manos

Síntomas de la colestasis del embarazo

Los síntomas de la colestasis, que pueden ser más o menos acusados, aparecen en el tercer trimestre de la gestación, aunque en algunos casos, raros, pueden manifestarse antes. Entre los síntomas más comunes se incluyen:

  • El más característico es el picor o prurito, sin lesiones cutáneas, salvo las que se produce la mujer al rascarse. El picor suele aparecer por la noche, dificultando el sueño, y suele afectar principalmente a las piernas, plantas de los pies y palmas de las manos, aunque puede estar generalizado por todo el cuerpo.
  • En ocasiones, se detecta cierta ictericia, es decir, color amarillento de la piel y del blanco de los ojos.
  • A veces aparece una coloración oscura de la orina.

Por qué se produce la colestasis del embarazo

Como decíamos, en la colestasis del embarazo, las sales biliares se acumulan en la sangre de la madre por un mal funcionamiento de su hígado. Según la doctora Mar González, una asociación de “factores genéticos, hormonales y ambientales” provocan esta anormal concentración sanguínea de ácidos biliares:

  • Por qué se produce la colestasis del embarazo: factores genéticos

    Factores genéticos

    Las alteraciones en la eliminación de la bilis y del colesterol a través de las células del hígado se pueden heredar. De hecho, cuando una mujer desarrolla colestasis en un embarazo, “hay un 60% de posibilidades de que ocurra lo mismo en otra gestación. Y cuando la madre o hermanas de la paciente lo padecieron, la futura madre tiene más riesgo”, informa la doctora Mar González. Los científicos han encontrado diferentes genes implicados. Así, un estudio de 2017 recogido en Scientific Reports, y realizado en el King’s College de Londres (Reino Unido) con 147 mujeres diagnosticadas de colestasis del embarazo, hallaron mutaciones de varios genes, entre ellos ABCB4, ABCB11, ATP8B1 y ABCC2.

  • Por qué se produce la colestasis del embarazo: factores hormonales

    Factores hormonales

    “Las altas concentraciones de hormonas como la progesterona y los estrógenos ayudan a que se desarrolle la enfermedad”, señala la doctora González, sobre todo cuando existe una predisposición genética. Por eso esta enfermedad aparece en el último trimestre, cuando el nivel de hormonas es más elevado. También los embarazos múltiples son un factor de riesgo, ya que cuando en el útero materno crece más de un bebé la concentración de estas dos hormonas es mayor. Incluso puede aparecer en mujeres no embarazadas, pero que toman pastillas anticonceptivas. “Pueden desarrollar un cuadro de picores sin estar gestando”, expone la ginecóloga del Hospital La Paz. “Por eso a las mujeres que han tenido colestasis en la gestación se les recomienda que no utilicen anticonceptivos con estrógenos”, añade.

  • Por qué se produce la colestasis del embarazo: factores ambientales

    Factores ambientales

    La colestasis del embarazo no aparece de la misma manera en todas las zonas del mundo, y en algunas áreas se da con más frecuencia. “En Chile y Bolivia la incidencia es del 2-4%. En Europa la zona de mayor riesgo se sitúa en los países nórdicos, como Finlandia y Suecia”, apunta la ginecóloga del Hospital La Paz. En estos lugares sucede en dos de cada 100 embarazadas, mientras que en el resto de los países europeos, incluido España, ocurre en una de cada 600-700 gestaciones. En Chile, entre las mujeres indias araucanas la incidencia asciende al 25%. Al margen de un factor genético, los científicos creen que ese aumento en la incidencia en algunos países latinoamericanos y en los escandinavos “se debe al origen volcánico de sus suelos, que son deficitarios en algunos minerales como el selenio”, afirma la doctora González. El empobrecimiento de este micronutriente afecta a los alimentos de la zona, como los cereales. Un reciente estudio realizado en Chile y publicado en Journal of Hepatology, lo corrobora: mostraba que se ha producido una disminución en la prevalencia de la colestasis en Chile al tiempo que se observaba una mayor concentración de selenio en el plasma de las madres.

Creado: 3 de marzo de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD