PUBLICIDAD

Salud al día
Estrabismo
Si se detecta y trata antes de los cuatro años de edad el pronóstico del estrabismo es muy bueno, porque la plasticidad cerebral es mayor en niños pequeños, y resulta más fácil corregir las alteraciones y recuperar la visión perdida.
Escrito por Olga Díez Jambrina, Bióloga

Síntomas del estrabismo

No se considera patológico que un recién nacido tuerza los ojos de vez en cuando. Sin embargo, a los tres o cuatro meses de vida, un bebé debe ser capaz de enfocar los objetos a los que mira, y sus ojos deben encontrarse alineados. En el caso de padecer estrabismo, los síntomas que pueden aparecer son los siguientes:

  • Ojos bizcos.
  • Ojos que no siguen la misma dirección.
  • Ojos que mirando hacía un mismo punto no se encuentran alineados.
  • Visión solo en un ojo. Entre un 30 y un 35% de los niños con estrabismo pierden la visión de un ojo. Esto se denomina ambliopía o también ojo vago, y ocurre porque cuando los dos ojos no enfocan a un mismo punto, el cerebro aprende a desechar la información obtenida por uno de los ojos para evitar la visión doble, de manera que se va perdiendo la visión de este ojo. El grado de ambliopía está relacionado con el nivel de dominancia de un ojo con respecto al otro.
  • Tortícolis. Los estrabismos verticales pueden ocasionar tortícolis, debido a que el niño adopta una posición anómala para ver mejor.

Es bastante característico que los niños cuyos problemas oculares aparecen después del nacimiento sean diagnosticados por problemas en el rendimiento escolar, debido a que paulatinamente dejan de ver bien la pizarra.

En el caso de que un adulto padezca estrabismo por causa paralítica o mecánica lo que le ocurrirá es que tendrá visión doble, es decir, que verá el mismo objeto en dos posiciones diferentes.

Actualizado: 4 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD