PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

El positivo en zika prolongado puede indicar infección del feto

La presencia mantenida del virus del Zika en la sangre de una mujer embarazada puede ser un indicador de que el feto o la placenta se encuentran infectados, y aumentar el riesgo de que el bebé nazca con microcefalia.
El positivo en zika prolongado puede indicar infección del feto

El positivo por zika en la sangre de la paciente se prolongó 89 días, a pesar de que el virus no se detectó en las pruebas de orina, vagina y endocérvix.

16 de Diciembre de 2016

Si la sangre de una mujer embarazada contiene ácido ribonucleico (RNA) del virus del Zika durante un tiempo prolongado, esto podría indicar tanto que el feto ha resultado infectado, como la presencia continuada del virus en la gestante, según se ha comprobado en una investigación que han llevado a cabo expertos del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, y que ha sido publicada en New England Journal of Medicine.

Los datos confirman la posibilidad de que la presencia mantenida del virus del Zika en el suero de la embarazada puede ser un indicador de que el feto o la placenta se encuentran infectados

Los investigadores analizaron el caso de una mujer que se infectó durante la novena semana de embarazo en uno de los países de Latinoamérica que se vieron afectados por la epidemia de zika, y cuyo bebé nació con microcefalia. Las muestras de suero de la sangre de la paciente, que sufrió erupciones en el tronco y las extremidades, dieron positivo por zika, y dicho positivo se prolongó 89 días, a pesar de que el virus no se detectó en las pruebas de orina, vagina y endocérvix.

Las ecografías que se realizaron a la madre durante las semanas 12 y 15 de embarazo no mostraron ninguna anormalidad fetal pero, a partir de la semana 20, las neurosonografías revelaron problemas en el desarrollo del cerebro, lo que se confirmó mediante resonancia magnética. Además, en el líquido amniótico se encontró una carga viral más elevada que la del suero de la gestante.

En la semana 37 de embarazo nació el bebé, que sufría microcefalia, si bien en el momento del parto los análisis del suero y la orina de la madre, así como del líquido amniótico, cordón umbilical, placenta y membranas, no detectaron RNA del virus zika, y también el resultado fue negativo en las pruebas practicadas al recién nacido.

Los autores del trabajo consideran que sus hallazgos confirman los datos de estudios previos que señalaban la posibilidad de que la presencia mantenida del virus del Zika en el suero de la embarazada puede ser un indicador de que el feto o la placenta se encuentran infectados, y opinan que el hecho de que las pruebas al neonato dieran negativo sugiere que la infección se produjo intraútero, y que es posible que el sistema inmune sea capaz de desarrollar anticuerpos del zika antes del nacimiento.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

92%
han aumentado los ahogamientos de niños en entornos acuáticos en España respecto a 2016
'Fuente: 'Primer Informe Nacional de Ahogamientos de Menores''