Enfermedad de Chagas
La enfermedad de Chagas, que afecta a unos 7 millones de personas, la mayoría de América Latina, es una enfermedad grave y potencialmente mortal, pero curable si se trata con los antiparasitarios adecuados. Descubre cómo evitarla.

Qué es la enfermedad de Chagas

Actualizado: 20 de abril de 2020

La enfermedad de Chagas es el nombre común para la parasitosis producida por Trypanosoma cruzi. Se trata, por lo tanto, de una tripanosomiasis, que al darse principalmente en la zona de América Latina, recibe el apellido de ‘americana’. De esta manera, tripanosomiasis americana y enfermedad de Chagas hacen referencia a la misma infección.

Según datos de la OMS, se estima que alrededor de siete millones de personas están infectadas con T. cruzi en todo el mundo, la mayoría en América Latina, ya que solo en esta region hay 100 millones de personas en riesgo de infección, y la enfermedad causa 12.000 muertes cada año. Sin embargo, la patología ya se ha extendido a otras regiones del planeta, y según la OMS en las últimas décadas cada vez se diagnostica más en los Estados Unidos de América y Canadá, en muchos países europeos y en algunos países del Pacífico Occidental.

T. cruzi es un parásito protozoo, que se transmite por la picadura de una chinche del género Triatoma. Estas chinches permanecen escondidas durante el día, generalmente en grietas de las casas viejas o de baja calidad (generalmente, zonas rurales) y de noche se alimentan de sangre humana, mediante una picadura. Se las conoce como chinches besuconas porque uno de los lugares más frecuentes para encontrar la picadura es en la zona que rodea a la boca, aunque pueden picar en cualquier área de piel expuesta. Una vez se han alimentado con la sangre, defecan cerca de la herida. La persona se rasca instintivamente, llevando las heces hacia la herida, y es así como tripanosoma penetra en el organismo (ver ciclo biológico del tripanosoma).

La enfermedad de Chagas es una enfermedad que puede ser muy grave e incluso mortal, ya que hasta un 30% de los pacientes sufren problemas cardíacos, y con el tiempo puede causar muerte súbita por arritmias o insuficiencia cardíaca. Sin tratamiento también provoca alteraciones digestivas, entre otros problemas, pero si se trata a la persona con los antiparasitarios adecuados, puede recuperarse totalmente.

Creado: 24 de febrero de 2012

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD