PUBLICIDAD

Primeros auxilios
Fractura nasal
Los accidentes de tráfico, las caídas, los golpes 'deportivos' o por peleas pueden acabar con una fractura nasal. Conoce cómo actuar y los síntomas de alarma que indican la necesidad de atención médica inmediata.
Escrito por Alicia Díaz, Enfermera, experta en Primeros Auxilios

Qué es una fractura nasal

Fractura nasal

La causa más común de fractura de nariz en adultos son los accidentes de tráfico, mientras que en niños y ancianos son las caídas accidentales.

La nariz está formada por hueso y sobre todo, cartílago. Si nos la imaginásemos como si fuera una pirámide, donde la base son las fosas nasales y el vértice es la parte de arriba, se observa que la porción superior es el hueso, lo que se llama el puente nasal. Al ir descendiendo notamos como el hueso deja paso al cartílago que separa ambos orificios nasales, el tabique, que se une a las paredes laterales y luego en la base con las alas nasales. La fractura nasal es la rotura de cualquiera de estas partes, ya sea hueso o cartílago.

Según las estadísticas, la causa más común de fractura de nariz en adultos son los accidentes de tráfico, mientras que en niños y ancianos de edad avanzada son las caídas accidentales. Otras causas frecuentes son también traumatismos en los deportes de contacto o durante peleas y agresiones.

Clasificación de las fracturas nasales

Clasificar este tipo de fracturas es complejo, debido a varios factores. En primer lugar la fuerza y el trayecto del golpe son importantes a la hora de determinar la gravedad de la fractura. También se debe tener en cuenta que es raro que las lesiones nasales aparezcan aisladas, ya que los golpes suelen afectar a más partes de la cara como los ojos, o los huesos del pómulo.

Para hacer la clasificación de las fracturas nasales más sencilla podemos dividirlas en dos grandes grupos: simples y complejas.

  • Fracturas nasales simples: son aquellas que solamente afectan a una estructura sin dañar la otra, es decir, o bien solo se lesiona el hueso, o solo cartílago. Dentro de este grupo encontramos:
    • Unilaterales: cuando solo es un lado el lesionado. 
    • Bilaterales: ambos lados están afectados.
  • Fracturas nasales complejas: en estas tanto el hueso como el cartílago se fracturan. De nuevo, observamos diversos grupos dentro de esta categoría:
    • Conminuta: quiere decir que el hueso se ha roto en pequeños fragmentos, aumentando la gravedad de la lesión.
    • Con hematoma septal: aquí la sangre se ha ido acumulando en el septo o tabique nasal, causando hinchazón y presión
    • Con laceraciones: la fractura se presenta junto con heridas lacerantes de diversa gravedad, en ocasiones incluso se puede llegar a ver el hueso a través de la herida abierta.

Actualizado: 3 de Agosto de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Alicia Díaz

Enfermera, experta en Primeros Auxilios
Alicia Díaz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD