PUBLICIDAD

Primeros auxilios
Accidentes químicos
Los accidentes químicos, en laboratorios, almacenes o en el hogar, pueden provocar una catástrofe humana o medioambiental si no se actúa siguiendo el protocolo de actuación que te explicamos a continuación.
Escrito por Alicia Díaz, Enfermera, experta en Primeros Auxilios

Qué hacer en caso de accidente químico

Como hay muchos tipos de accidentes de origen químico y por tanto, múltiples situaciones que muchas veces se pueden dar al mismo tiempo, vamos a enfocar los primeros auxilios a llevar a cabo acciones inmediatas para que las repercusiones que ya hemos mencionado anteriormente sean lo más leves posibles y se puedan resolver rápidamente. Este sería el protocolo básico o los pasos a seguir en cada tipo de accidente químico:

  • En caso de incendio o explosión: si en el hogar se debe evacuar el edificio de manera inmediata y llamar a los bomberos. En edificios de riesgo químico suele haber un protocolo de actuación y dispositivos de alarma que facilitan la evacuación y la extinción del fuego. Si es un fuego pequeño y controlable se puede apagar utilizando un extintor o cubriéndolo con arena o un recipiente de amaño adecuado.
  • Derrame de productos químicos sobre la piel: se debe lavar inmediatamente la piel con agua del grifo como mínimo durante 15 minutos para eliminar lo que se pueda del químico. En lugares como los laboratorios y hospitales, donde el uso de productos químicos está a la orden del día, existen duchas de seguridad para casos donde la zona del cuerpo afectada sea demasiado grande. Cuanto más rápido se realice el lavado menor la gravedad de la lesión.
  • Químicos corrosivos en la piel: hay productos como ciertos ácidos o álcalis (óxidos, hidróxidos y carbonatos de los metales alcalinos) que son muy corrosivos y el mínimo contacto con la piel causa quemaduras y lesiones. En caso de que se derrame el producto hay que retirarse inmediatamente de la fuente, quitarse la ropa manchada y lavarse con abundante agua. Es conveniente contactar con profesionales y consultar las medidas a tomar según qué químico sea.
  • Químicos corrosivos en los ojos: en este caso es especialmente importante el tiempo trascurrido, ya que los ojos son mucho más delicados que la piel. Cuanto antes se lave menor será el daño. Simplemente hay que lavar con agua corriente durante al menos 15 minutos en una ducha especial de ojos, asegurándose de mantenerlo abierto para lavar por debajo de los párpados. En estas situaciones siempre se debe pedir asistencia médica por leve que parezca la lesión.
  • En caso de ingestión de químicos corrosivos: lo más importante es no provocar el vómito ni hacerle ingerir líquidos. En los laboratorios hay protocolos especiales en los que dependiendo de si el producto es un ácido o una base, se puede ingerir el neutralizador. Si la persona está inconsciente ponerla en posición de seguridad y contactar con los servicios de emergencia.
  • En caso de inhalación de productos químicos: lo primero es retirar a la persona de la fuente y exponerla al aire fresco. También es necesario atención médica inmediata por si acaso hubiera daño pulmonar.
  • Los productos químico derramados: deben ser absorbidos con el absorbente adecuado, compatible con la sustancia, y el área debe quedar limpia y descontaminada.

Prevención de un accidente químico

Los accidentes químicos son una de las situaciones que mejor se pueden prevenir, especialmente en el almacenamiento y el transporte. Para un correcto uso se deben seguir siempre las medidas de seguridad, utilizar equipo protector como gafas y guantes y asegurarse siempre de que esté en buen estado.

Hay que recordar que los daños por productos químicos tienen un alto riesgo de ser permanentes, por lo que es muy importante que todo el que vaya a manipularlo conozca las instrucciones de uso de cada producto y estar siempre atento a posibles accidentes.

Actualizado: 18 de Agosto de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD