PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Análisis de orina
Una simple muestra de orina puede ayudarnos, una vez analizada, a diagnosticar enfermedades autoinmunes, del riñón, sistémicas como la diabetes o infecciones urinarias. Aprende a descifrar sus resultados.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Resultados del análisis de orina

Dentro del análisis de orina se pueden realizar múltiples estudios. Por eso cuando el médico nos entrega los resultados de orina hay muchos datos numéricos acompañados de nombres y siglas que son difíciles de entender. Las pruebas que más se utilizan son:

  • Tira reactiva: se sumerge una tira de papel con reactantes químicos que reaccionan con ciertas sustancias que puede haber en la orina. Es el mismo método que se utiliza para los test de embarazo. Con esta prueba se diagnostican numerosas infecciones en los centros de salud de atención primaria por la presencia de numerosos globulos blancos o leucocitos que hacen cambiar de color la tira. Es un método rápido, pero menos fiable que un análisis de laboratorio.
  • Sedimento de orina: en la orina hay componentes sólidos disueltos. Para estudiarlos, la orina se centrifuga y los sólidos quedan en el fondo. Después se estudian al microscopio. Se pueden obtener datos como el pH (importante en situaciones de cálculos renales que se forman con situaciones de acidez de la orina), presencia de proteínas (en enfermedades renales o sistémicas que afecten al riñón), sangre (presente en enfermedades del sistema urinario, o en enfermedades autoinmunes), cuerpos cetónicos (útiles en el diagnóstico de complicaciones de diabetes o en ayuno prolongado), etcétera. También el hallazgo de bacterias o de un recuento elevado de leucocitos indicará la presencia de infección, sobre todo cuando la presencia de nitritos en la orina sea detectable, lo que implica que existe actividad bacteriana. 

En el caso de embarazo, se determina la presencia de hormona betaHCG (hormona gonadocoriónica beta) en orina, aunque esta suele ser más tardía que su positividad en sangre.

  • Análisis fisicoquímico: consiste en el estudio de ciertas propiedades físicas de la orina (como la densidad) y los componentes químicos que hay en ella (iones, glucosa, etcétera). La determinación del sodio y de potasio aportan información sobre el estado de hidratación, algunos efectos adversos de medicamentos diuréticos…
  • Análisis microbiológico: si se sospecha una infección se pueden buscar de forma directa bacterias en la orina. Cuando las hay el médico puede considerar necesario la realización de otra prueba diagnóstica llamada urocultivo. También se emplea para la detección de antígenos de algunos microorganismos como el neumococo que causan neumonías.
  • Determinación de sustancias tóxicas: se emplea para determinar si existe eliminación urinaria de drogas como cocaína, cannabis, o de sustancias estupefacientes como opiáceos, benzodiacepinas, anfetaminas, etcétera.

A continuación veremos con más detalle cómo descifrar los resultados que nos aportan cada uno de estos estudios concretos de la orina.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD