PUBLICIDAD

La orina de la embarazada podría predecir el crecimiento del feto

Un análisis del perfil metabólico de la orina de la embarazada puede predecir el crecimiento del feto y el peso al nacer, y determinar así los factores ambientales que afectan negativamente al desarrollo del bebé.

07/12/2016

Orina de embarazada
El perfil metabólico de la orina de la gestante puede ayudar a determinar el impacto que tiene el medio ambiente en la salud del útero.

Un análisis de la orina de la embarazada permitiría predecir el crecimiento del feto durante la gestación y el peso del bebé al nacer, según los datos de un estudio que han llevado a cabo investigadores de ISGlobal, el Imperial College de Londres y CIBERESP. La investigación ha demostrado el valor que tiene el perfil metabólico de la orina de la gestante para ayudar a determinar el impacto que tiene el medio ambiente en la salud del útero, y las consecuencias que esto tiene, además, en la vida del niño a largo plazo.

Para realizar el estudio, sus autores recogieron muestras de orina de más de 800 embarazadas, de entre 28 y 33 años de edad, residentes en dos ciudades españolas (Gipuzkoa y Sabadell), que también contestaron a cuestionarios sobre sus hábitos de vida. Las características sociodemográficas de estas mujeres eran diferentes, ya que las procedentes de Gipuzkoa tenían un nivel socioeconómico y cultura superior, y mejor salud en general que las de Sabadell, lo que amplió las posibilidades de comparar.

Las diferencias entre los perfiles de BCAA de las gestantes podrían atribuirse parcialmente a los niveles de vitamina D, la cantidad de ejercicio físico que practicaban, y su consumo de café o tabaco

Los científicos emplearon la espectroscopia de Resonancia Magnética Nuclear (RMN) para detectar un grupo de diez metabolitos urinarios -que incluían aminoácidos de cadena ramificada (BCAA), nutrientes esenciales como fuente de energía para el feto en desarrollo- en el tercer trimestre de embarazo, que se asociaron con mayor crecimiento del feto y peso al nacer.

Las alteraciones en los BCAA y otros metabolitos identificados en la orina permitieron explicar el 12% de la variación observada en el peso al nacer, con independencia de otros factores conocidos que pueden influir en el mismo, como el consumo de alcohol o tabaco, o el peso de los progenitores. Así, como ha explicado Muireann Coen, del Departamento de Cirugía y Cáncer del Imperial College de Londres, y coautor del trabajo, comprobaron que un incremento del 50% en el nivel de BCAA de la madre equivalía a un aumento del 1-2,4% en el peso del bebé al nacer, o 5-11 gramos.

En el estudio se compararon las exposiciones ambientales y los hábitos de vida de las mujeres participantes, y los resultados sugieren que las diferencias entre los perfiles de BCAA de las gestantes podrían atribuirse parcialmente a los niveles de vitamina D, la cantidad de ejercicio físico que practicaban, y su consumo de café o tabaco, por lo que los autores del trabajo consideran que se debería intervenir en estas áreas para favorecer un peso saludable al nacer.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD