PUBLICIDAD

El color de la orina: qué dice de tu salud

La orina es un producto de deshecho de nuestro organismo. Su color habitual es amarillo, pero a veces presenta otras tonalidades que pueden ser síntoma de alguna enfermedad. Descubre qué puede relevar sobre tu estado de salud.
Escrito por Caridad Ruiz, periodista especializada en salud y nutrición
El color de la orina

El ser humano orina alrededor de litro y medio al día, y lo normal es que tenga un color amarillo claro, tal y como cantaban el grupo ochentero Los Toreros Muertos en la célebre Mi agüita amarilla. “Su color amarillento viene determinado por lo disuelto en ella, un pigmento llamado urobilina que procede de la degradación de la bilirrubina”, nos explica el doctor Fernando Simal, vocal de Nefrología Clínica de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) y Jefe de la Unidad de Nefrología del Hospital El Bierzo de Ponferrada (León). Para hacerse una idea: del tono de una tisana de manzanilla. Más claro si hemos bebido mucho líquido y en un tono más oscuro (pero siempre dentro del color amarillo) si no nos hemos hidratado lo suficiente. “Por los riñones pasa alrededor del 20% de la sangre que bombea el corazón en cada latido, alrededor de 200 litros de sangre al día, pero solo orinamos un litro medio al día que es agua, unos minerales y degradación del metabolismo”.

Sin embargo, si cuando vamos a orinar observamos un color de pis diferente a ese característico tomo amarillento puede ser síntoma de alguna enfermedad. Con la ayuda del doctor Simal explicamos qué coloraciones de orina son las más preocupantes.

  • Orina color rojo

    Orina de color rojo

    Sin duda encontrarse con la orina teñida de rojo es muy alarmante y dentro de las anomalías, la más frecuente. Puede indicar presencia de sangre en la orina o hematuria, aunque no siempre es así. En cualquier caso, se debe acudir al médico y “cuando aparece hay que hacer una prueba llamada el sedimento de la orina, que consiste en centrifugarla, para ver si hay hematíes o glóbulos rojos en ese sedimento o no”, explica el doctor Fernando Simal.

    • Hematíes en el sedimento: es frecuente por problemas urológicos, como pólipos o cálculos. “La gravedad es muy variable, pero siempre hay que estudiarlo”, añade el doctor. Esta presencia de sangre en la orina también puede darse por problemas nefrológicos, “pero es más raro”, nos dice el doctor.
    • Coloración que no es hematuria: si el sedimento de la orina ofrece resultados negativos y no hay hematíes, el color rojo puede tener su origen en medicamentos que tiñen de grana el líquido, como “algunos antibióticos, la rifampicina o la fenazopiridina, o alimentos como la remolacha, los arándanos, el ruibarbo, o una planta usada en herbolarios llamada senna”, nos comenta el doctor Simal. Se trata de un componente muy frecuente en laxantes.

    “También existe una enfermedad congénita llamada porfiria aguda intermitente, muy rara, que la colorea”. Otro trastorno que puede hacer que la orina presente un tono rojizo es la rabdomiólisis o destrucción muscular, que según nos informa el doctor, ocurre cuando hay un traumatismo grave, como un accidente de coche, o la persona ha realizado entrenamientos deportivos extenuantes. “Cursa con el aumento de una enzima llamada CPK”. El color rojo de la orina tiene su origen en este caso en una proteína, la mioglobina, que en estas situaciones llega al torrente sanguíneo y de ahí es filtrada por los riñones.

  • orina casi transparente

    Orina de color casi transparente

    Es síntoma de poliuria, que ocurre cuando se orina “más de seis u ocho litros de orina al día”, afirma el doctor Fernando Simal. Puede ser porque la persona esté excesivamente hidratada o por algún trastorno metabólico, como la diabetes insípida, en cuyo caso habría que consultar con el médico

  • Orina color naranja

    Orina de color naranja

    Algunos medicamentos puedan dar esta tonalidad, como la sulfasalazina, empleada para el tratamiento de la artritis reumatoide; la fenazopiridina, un fármaco para las molestias urinarias, y algunos medicamentos que se emplean en la quimioterapia. En algunos casos, también el consumo de zanahoria.

    Si la persona está muy deshidratada puede ser que la orina más que un color amarillento presente una tonalidad más anaranjada, indicativo de que puede haber algún problema en nuestro hígado.

  • Orina color verde

    Orina de color verde

    Está causada por “algunos medicamentos como los antidepresivos”, señala el doctor Simal. Uno de ellos es la amitriptilina. También causa este color un anestésico llamado propofol. E incluso la presencia de algunas bacterias indicativas de infección.

    El consumo de espárragos o algunos colorantes alimentarios también podría teñir de verdoso el orín.

  • Orina color azul violeta

    Orina de color azul-violeta

    “Las personas a las que se les inserta un catéter porque tienen un cálculo renal, al miccionar pueden encontrarse que su orina muestra este color azulado”, nos dice el doctor.

    Otro motivo de esta anomalía puede ser una enfermedad infantil muy rara llamada hipercalcemia benigna hereditaria. Se trata de una patología metabólica genética, precisamente conocida como el “síndrome del pañal azul”.

  • orina marrón

    Orina marrón oscuro o café

    El consumo de algunos alimentos como las habas, las alubias, el ruibarbo o el aloe pueden dar esta tonalidad a la orina. También es un signo de deshidratación. O puede deberse al efecto secundario de la toma de medicamentos como el metronidazol (antibiótico y antiparasitario).

    Por otro lado, la orina presenta un color muy oscuro en “enfermedades muy raras como la alcaptonuria, un error congénito del metabolismo. Son muy extrañas. De hecho, en toda mi carrera profesional nunca he visto ninguna”, nos informa Simbal. Otra enfermedad que tiñe de color marrón oscuro, casi negro, la orina es la “melanuria o eliminación de melanina por la orina”, añade el doctor.

  • Orina color cola

    Orina de color coca-cola

    Este color rojo muy oscuro es “síntoma de una enfermedad hematológica poco frecuente, la hemoglobinuria: el paciente elimina hemoglobina por la orina. Los hematíes se destruyen dentro de los vasos sanguíneos, y entonces liberan hemoglobina, que es lo que le da el color rojo a la sangre. Al pasar por el riñón, la filtran y la orina se vuelve de este color rojo muy oscuro”, apunta el especialista.

    Podría ser síntoma de una enfermedad hepática. Siempre que la orina presente este color hay que consultar al médico.

  • orina con espuma

    Orina turbia

    En este caso, como nos dice el doctor Fernando Simal, “suele ser indicativo de infección de orina”. Aunque también puede ser a un signo de cálculos. Pero este no es el único síntoma, normalmente la persona padece otras molestias como escozor al orinar, décimas de fiebre, o un olor muy fuerte de la orina. “Pero hay pacientes que no tienen muchos síntomas, como las personas de edad avanzada o con diabetes”. Por eso, tal y como nos indica el experto, cuando un paciente refiere orina muy turbia, “siempre pedimos un cultivo y lo tratamos con antibiótico, aunque no tenga otra sintomatología”.

  • Orina con espuma

    Orina con espuma

    La orina suele presentar un poco de espuma o burbujas. “Si es poco, es normal, pero si es mucho –lo que se conoce como neumaturia– puede indicar que se está perdiendo muchas proteínas, y hay que hacer un estudio para encontrar los motivos”, señala Simal. De hecho, cuando los médicos sospechan que puede existir una enfermedad renal glomerular, preguntan al paciente si su orina presenta un aspecto espumoso.

Actualizado: 26 de Julio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD