PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Los trastornos del sueño podrían predecir alzhéimer

Persona con trastorno del sueño que podría tener alzhéimer

Después de los primeros síntomas del párkinson el tiempo de sueño de los ratones se redujo.

14 de Septiembre de 2012

Una investigación realizada en ratones por científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington (Estados Unidos) ha comprobado que en el momento en que se manifiestan los primeros síntomas del alzhéimer en el cerebro de estos animales se produce también una alteración en los ciclos del sueño.

Si se comprueba que este hecho ocurre también en los seres humanos podría servir a los médicos para detectar precozmente esta enfermedad neurodegenerativa que, generalmente, se diagnostica en estadios avanzados, cuando los pacientes comienzan a mostrar fallos de memoria y deterioro cognitivo.

Al aparecer en el cerebro de los ratones placas de la proteína beta-amiloide -signo característico del alzhéimer-, se produjo un cambio significativo en su patrón normal de sueño

En el estudio –publicado en ‘Science Translational Medicine’–, los investigadores observaron que cuando empezaban a desarrollarse en el cerebro de los animales placas de la proteína beta-amiloide, a la que se considera responsable de la destrucción de neuronas característica del alzhéimer, los ratones sufrieron un cambio significativo en su patrón normal de sueño.

En concreto, y según ha explicado uno de los autores del trabajo, el doctor Dadiv Holtzman, los ratones dormían habitualmente 40 minutos de cada hora del día y, tras la formación de las placas, su periodo de sueño se redujo a 30 minutos por cada hora. Para confirmar la relación entre la proteína amiloide y las alteraciones en el patrón de sueño, los investigadores administraron a un grupo de ratones una vacuna que impedía la acumulación de beta-amiloide, y comprobaron que ni se les formaron placas en el cerebro ni se alteraron sus ciclos de sueño.

Son necesarios nuevos estudios para determinar si esta relación también se produce en el caso de los seres humanos y, en cualquier caso, los científicos también desconocen cómo afectaría al patrón de sueño de las personas, ya que podría ocurrir que manifestaran desde problemas para conciliar el sueño, hasta una disminución generalizada del tiempo que pasan dormidos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Una
de cada cinco personas en el mundo tendrá 60 años o más en 2050
'Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)''