PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Asocian depresión y muerte por insuficiencia cardiaca

Las personas con insuficiencia cardiaca (IC) presentan peor pronóstico y tienen un mayor riesgo de fallecer a causa de esta enfermedad si además sufren depresión, sobre todo si no reciben tratamiento farmacológico para ésta.
Persona con dolor en el pecho

Los trastornos emocionales empeoran el pronóstico de los pacientes con insuficiencia cardiaca

03 de Septiembre de 2014

Las personas que padecen insuficiencia cardiaca (IC) presentan peor pronóstico y tienen un mayor riesgo de fallecer a causa de esta enfermedad si además sufren depresión y, sobre todo, si se trata de pacientes con historial depresivo que no reciben tratamiento farmacológico, según las conclusiones de un estudio que se ha llevado a cabo en Alemania y se ha presentado en el Congreso Anual de la Sociedad Europea de Cardiología.

Para realizar el estudio fueron analizados 864 pacientes con IC –el 29% de los cuales presentaba síntomas depresivos– para comprobar la relación entre la enfermedad cardiovascular y la depresión. Se observó que fallecieron el 26,9% de los pacientes con un cuadro depresivo frente al 13,6% de los que no padecían este trastorno emocional. Los investigadores estiman que la depresión es bastante frecuente entre las personas que padecen IC, pero que en su caso está infradiagnosticada y escasamente tratada.

Fallecieron el 26,9% de los pacientes con insuficiencia cardiaca y depresión y solo el 13,6% de los que no padecían este trastorno emocional

Como ha explicado el Dr. Nicolás Manito, presidente de la Sección de Insuficiencia Cardiaca y Trasplante de la Sociedad Española de Cardiología, la IC puede asociarse a la aparición de depresión por varias razones; para empezar, se trata de una patología en la que se produce una liberación de sustancias proinflamatorias que pueden producir, a nivel cerebral, una serie de cambios que aumentan la posibilidad de sufrir estados depresivos; además, los medicamentos para tratar la IC –como los betabloqueantes– favorecen la presencia de síntomas depresivos; y también la pérdida de calidad de vida que implica la enfermedad afecta negativamente al paciente y le hace más propenso a desarrollar depresión.

Hasta ahora no se tenían en cuenta la depresión y otros problemas psicológicos para tratar a los pacientes con IC, sin embargo, el Dr. Manito afirma que además de tratar y controlar correctamente la insuficiencia cardiaca, también es muy importante que se detecten los posibles trastornos psicológicos de estos pacientes y que, para ello, es necesario que se les haga un seguimiento por parte de unidades multidisciplinares capaces de atender todos los aspectos de la enfermedad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''