Insuficiencia cardíaca
Cualquier enfermedad que dañe el corazón puede debilitarlo de tal forma que le impida realizar correctamente su función de bombeo de la sangre. Aprende a evitar las causas de la insuficiencia cardiaca y controlar esta frecuente enfermedad crónica.

Qué es la insuficiencia cardíaca

Actualizado: 17 de junio de 2022

La insuficiencia cardíaca (IC) es una enfermedad crónica del corazón que no permite realizar su función de bombeo de la sangre correctamente. Prácticamente cualquier enfermedad que dañe al corazón puede desembocar en una insuficiencia cardíaca con el tiempo. Las consecuencias de este problema son dos, fundamentalmente: la incapacidad para enviar la sangre que necesitan los órganos del cuerpo y la incapacidad para poder recibir la sangre venosa desde los pulmones y otros órganos.

PUBLICIDAD

La insuficiencia cardiaca es permanente, se puede controlar, pero no curar, y requiere un tratamiento efectivo, pero caro. Todas estas características hacen que la IC sea una de las enfermedades con más incidencia y repercusión en la salud global de la población, ya que su control y prevención suponen un ahorro muy importante en los sistemas sanitarios. Cuando la insuficiencia cardíaca no se trata se convierte en una enfermedad letal, con una mortalidad precoz y una calidad de vida nefasta. Por este motivo se le conoce como “el cáncer del corazón”.

Es una enfermedad muy frecuente, 15 de cada 1.000 personas la sufren en el mundo y la proporción es mayor entre los mayores de 70 años, llegando a 40 de cada 1.000 enfermos. Según el estudio PRICE, solo en España se estima que la prevalencia de la insuficiencia cardiaca se sitúa entre el 7 y 8% de la población, llegando a afectar a más del 16% de la población mayor de 75 años. Según datos de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la insuficiencia cardíaca es la primera causa de hospitalización a partir de los 65 años, afecta a más del 9% de personas mayores de 80 años en España, lo que supone que en España haya más de 750.000 personas mayores de 18 años con insuficiencia cardíaca. 

PUBLICIDAD

A día de hoy los enfermos de insuficiencia cardíaca controlados por su médico pueden tener una buena calidad de vida, pero deben seguir correctamente su tratamiento y mantener un hábitos de vida saludables, ya que es muy fácil que tengan agudizaciones de la enfermedad que requieran su ingreso en el hospital. Y es que, como apuntan desde Cardioalianza, "los pacientes con insuficiencia cardíaca tienen a menudo otras comorbilidades médicas (trastornos respiratorios, disfunción renal, diabetes…) que hace que requieran una atención integral y multidisciplinar. Se trata de un síndrome que, además, puede cursar con episodios de descompensación o empeoramiento de los síntomas (retención de líquidos, mareos, pérdida del conocimiento, taquicardias, dificultad para respirar, etcétera) que implican continuos reingresos hospitalarios y representan un grave empeoramiento de la calidad de vida del paciente. Tanto es así que, hoy en día, la insuficiencia cardíaca es la primera causa de hospitalización en pacientes mayores de 65 años, llegando a suponer el 3% de todos los ingresos hospitalarios y el 2% del gasto total en salud en España". Según datos de la SEMI, en 2021 en España se produjeron alrededor de 120.000 ingresos por esta patología, de los que unos 100.000 fueron atendidos en Medicina Interna.

PUBLICIDAD

Creado: 14 de mayo de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD