PUBLICIDAD

Salud al día
Melasma
El melasma es una afección muy común, que consiste en la aparición de manchas marrones o grisáceas en la piel. No causa problemas de salud, pero es antiestético, por lo que te interesa saber cómo prevenirlo.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Tratamiento del melasma

Antes de explicar los diversos tratamientos del melasma hay que tener en cuenta, en primer lugar, que en muchas ocasiones el melasma desaparece por sí solo. Para favorecer que suceda esto lo mejor es identificar la causa que desencadena el exceso de pigmentación de la piel y eliminarla. Por ejemplo, en el caso del cloasma gravídico hay que esperar a la finalización del embarazo.

Sin embargo, un número considerable de los casos de melasma durarán años o, incluso, toda la vida, y cuando suponga una molestia estética para el paciente se puede tratar con diferentes métodos más o menos efectivos. Los más habituales son:

  • Hidroquinona: es normalmente el primer principio activo que se utiliza en los casos de melasma. Se puede encontrar en farmacias en forma de crema, gel o lociones. Actúa durante la noche aclarando la piel que tiene un exceso de pigmentación. Los productos que venden sin necesidad de receta médica tienen una concentración menor de hidroquinona y, por lo tanto, son menos efectivos.
  • Tetrinoína: puede utilizarse sola o junto con la hidroquinona. Tiene el mismo efecto aclarador sobre la piel. Se recomienda que sea un médico el que indique cuándo utilizar este tipo de cremas.
  • Corticosteroides: este tipo de cremas también pueden tener un efecto aclarador en la piel, pero la concentración de corticoides debe ser pequeña para evitar efectos secundarios a largo plazo. Aunque son productos seguros, es mejor que sea el médico el que indique cuánto, cuándo y cómo se debe aplicar este tipo de cremas. A día de hoy hay cremas que mezclan hidroquinona, tetrinoína y costicosteroides con buenos resultados.
  • Otros productos: cremas de ácido azelaico o ácido kójico tienen también efectos aclaradores de la piel. Estas sustancias también se utilizan en otras afectaciones de la piel como la rosácea o el acné.
  • Exfoliación química o microdermabrasión: eliminar las capas superficiales de la piel en varias sesiones suficientemente separadas en el tiempo puede eliminar la pigmentación en exceso de determinadas zonas. Son técnicas que requieren previamente una valoración por un dermatólogo, ya que si no se realizan correctamente y en un tipo de piel específico, pueden provocar otras enfermedades en la piel.
  • Láser: utilizar sesiones de láser a baja potencia puede ayudar al aclaramiento progresivo de la piel, junto con el uso de las cremas antes señaladas. El dermatólogo podrá planificar las sesiones, que estarán separadas entre sí 30 días como mínimo.
  • Tratamiento hormonal: los anticonceptivos se pueden usar cuando la causa desencadenante del melasma es, muy probablemente, una alteración del ciclo hormonal femenino.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

470%
pueden aumentar el riesgo de muerte las terapias alternativas en pacientes de cáncer
'Fuente: 'Journal of the National Cancer Institute''

PUBLICIDAD