PUBLICIDAD

Consiguen dar marcha atrás al envejecimiento

Investigadores españoles han conseguido revertir los signos del envejecimiento y prolongar la vida de ratones con progeria, y mejorar las funciones del páncreas y el tejido muscular en ratones sanos envejecidos.
Consiguen dar marcha atrás al envejecimiento en ratones

Han conseguido reprogramar las células de ratones para alargarles la vida.

Un equipo de investigadores españoles ha conseguido revertir los signos de envejecimiento y aumentar la longevidad de ratones con progeria –una enfermedad genética muy rara que causa un envejecimiento y muerte prematuros–, empleando para ello reprogramación celular, un procedimiento en el que se introduce una combinación de cuatro genes (denominada OSKM), para que una célula adulta se transforme en una célula madre pluripotente, lo que le permite dividirse indefinidamente y convertirse en cualquier tipo de célula del organismo.

En los ratones enfermos de progeria, la reprogramación celular mejoró su función cardiovascular, y aumentó un 30% su tiempo de vida, sin que desarrollaran tumores cancerígenos

El experimento inicial consistió en aplicar la reprogramación parcial entre dos y cuatro días en células de la piel de estos animales, y éstas rejuvenecieron, si bien continuaron siendo células de la piel. Utilizaron entonces el mismo método en ratones enfermos de progeria, y observaron que su función cardiovascular y la de otros órganos mejoraba, y que además vivían un 30% más tiempo que el grupo al que no se le administró la terapia, prolongando su vida de 18 a 24 semanas. Además, no desarrollaron tumores cancerígenos, un problema derivado de la rápida división celular cuando esta tiene lugar en el organismo de un adulto.

Juan Carlos Izpisúa, investigador del Laboratorio de Expresión Génica del Instituto Salk, y director de este estudio –que se ha publicado en la revista Cell–, ha explicado que no corrigieron la mutación responsable del envejecimiento prematuro que provoca la progeria, sino que alteraron sus síntomas variando el epigenoma, lo que sugiere que podría ser posible manipular el proceso de envejecimiento, frenándolo, o revirtiendo sus consecuencias.

De hecho, al utilizar la reprogramación celular en ratones sanos envejecidos, los científicos observaron que estos experimentaban una mejoría sistémica de la capacidad de regeneración del páncreas y del tejido muscular, lo que redunda en una cicatrización más rápida de las lesiones, aunque todavía no han podido comprobar si la técnica alarga la vida de los animales sanos.

Reprogramación celular en seres humanos: vivir más años, y con mejor salud

Las alteraciones epigenéticas que experimentamos a lo largo de la vida se producen como consecuencia de nuestros hábitos –dieta, ejercicio, exposición solar, consumo de alcohol o tabaco, características del entorno en el que residimos…– y, según Izpisúa, los impactos epigenéticos negativos que provoca nuestra interacción con el medio ambiente podrían revertirse, aunque no ocurre lo mismo en el caso de las mutaciones que sufre el ADN, por lo que es conveniente evitar o limitar la exposición a sustancias perjudiciales.

La posible aplicación de la reprogramación celular en seres humanos queda todavía muy lejos, pero este experto ha señalado que los resultados de esta investigación, cuyo objetivo es descubrir la manera no solo de vivir más tiempo, sino de hacerlo con mejor salud, indican que algún día será posible revertir muchos de los cambios que causa el envejecimiento, y que a su vez incrementan el riesgo de sufrir numerosas enfermedades, y que un mayor conocimiento de las marcas epigenéticas involucradas en el proceso de envejecimiento contribuirá a desarrollar métodos que permitan rejuvenecer, si no eternamente, al menos durante algunos años.

Además, las señales de deterioro estético, como las arrugas o las canas, también tienen un componente epigenético, por lo que sería posible hacerlas desaparecer. Actualmente, el equipo de científicos liderado por Izpisúa trabaja en el desarrollo de compuestos químicos capaces de inducir el rejuvenecimiento celular, que se centran en órganos y tejidos específicos como los músculos, la piel, o el sistema cardiovascular, y que serán, como afirma el investigador, más fáciles de aplicar en la clínica y, por lo tanto, en las personas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD