PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Asocian tomar refrescos en el embarazo con sobrepeso infantil

Un estudio publicado en la revista ‘Pediatrics’ establece una asociación entre el consumo de bebidas azucaradas durante el segundo trimestre de embarazo y un mayor índice de grasa corporal de los hijos a los 8 años de edad.
Asocian tomar refrescos en el embarazo con sobrepeso infantil

En la segunda etapa del embarazo el feto puede adquirir mayor grasa provocada por los refrescos.

27 de Julio de 2017

Cada vez existen más investigaciones y certezas sobre la influencia que tienen los factores ambientales en el embarazo y el modo en el que la mujer viva esta etapa, en el futuro de la descendencia. Ahora, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Harvard, la Universitat Rovira i Virgili, y otros centros de investigación sanitaria, que se ha publicado en la prestigiosa revista Pediatrics, incide en esa relación, al vincular el consumo de bebidas azucaradas durante el embarazo con el riesgo de sobrepeso infantil cuando el hijo llega a los ocho años de edad.

Para llegar a estas conclusiones, los autores del estudio analizaron a 1.078 parejas madre-hijo pertenecientes al Project Viva estadounidense, a las que se realizó un seguimiento, entre 1999 y 2002, para conocer el consumo de bebidas azucaradas ingeridas por la madre durante el primer y el segundo trimestre del embarazo. Posteriormente, se llevó a cabo un seguimiento bastante exhaustivo de los niños, con visitas personales a los seis meses, y a los tres y los ocho años de edad.

Cada porción adicional de bebidas azucaradas consumidas por la madre durante el embarazo se traducía en un incremento del índice de grasa de los hijos de 0,15kg/m²

Los investigadores comprobaron que existía una relación evidente entre el consumo de bebidas azucaradas –popularmente conocidas como refrescos– que había hecho las madres durante la gestación, y el índice de grasa corporal de los hijos al llegar a los ocho años de edad, sin importar cuál era el consumo de este tipo de bebidas por parte de los niños. Concretamente, el consumo medio de las madres que participaron en el estudio durante el embarazo fue de 0,9 porciones de bebidas azucaradas al día. Según los resultados, por encima de esa media, cada porción adicional se traducía en un incremento del índice de grasa de los hijos de 0,15kg/m² .

Riesgos de tomar refrescos en el segundo trimestre de embarazo

Los autores del estudio no encontraron una relación entre el consumo de bebidas azucaradas en el primer trimestre de embarazo y el índice de grasa de los niños; una vinculación que sí se hacía evidente en el segundo trimestre. En opinión de los investigadores, esto se podría deber a que en esta segunda etapa del embarazo se produce la acumulación de grasa en el feto, por lo que el consumo de refrescos por parte de la madre durante estos meses podría tener efectos sobre la predisposición de los niños al sobrepeso.

Aunque se trata de un estudio que solo muestra una asociación entre dos variables, y no una relación causal entre ellas, para el equipo de investigadores los resultados ponen de relieve la necesidad de impulsar estrategias para reducir el consumo de bebidas azucaradas durante el embarazo, tanto para beneficiar la salud de la madre, como para contribuir a prevenir y reducir el riesgo de obesidad infantil en los descendientes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''