PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Beber refrescos en el embarazo afecta al peso del bebé

El consumo habitual de bebidas endulzadas con edulcorantes artificiales durante el embarazo aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad en los hijos en los primeros años de la infancia, según revela un estudio.
Mujer embarazada con un refresco azucarado en la mano

El exceso de peso de la madre antes o durante el embarazo es un factor de riesgo de obesidad infantil.

11 de Mayo de 2016

Beber refrescos azucarados durante el embarazo puede aumentar el riesgo de que el futuro bebé padezca sobrepreso u obesidad infantil, según señala un estudio cuyas conclusiones se han publicado en un artículo en JAMA Pedriatics. Los autores del estudio utilizaron un cuestionario para evaluar la alimentación de un grupo de mujeres embarazadas, con una edad media de 32,4 años, y también midieron el IMC (índice de masa corporal) de sus hijos cuando estos tenían un año de edad.

El 29,5% de estas mujeres afirmaron que consumían bebidas azucaradas artificialmente durante la gestación y, de hecho, el 5,1% reconocieron que las tomaban a diario. De acuerdo con los resultados del trabajo, la ingesta diaria de este tipo de refrescos se asoció con un incremento en la puntuación del IMC de los lactantes y el doble de riesgo de que el niño presentara un exceso de peso con un año de edad, cuando se comparaba con una ausencia de consumo de estas bebidas.

Los resultados del estudio confirman que el consumo de edulcorantes artificiales durante el embarazo puede aumentar el riesgo de padecer sobrepeso en los primeros años de la infanci

Aunque, como reconocen los investigadores, pueden haberse producido errores por una información incorrecta por parte de las madres, y además no han podido establecer una relación causal entre el consumo de estas bebidas y el aumento del riesgo de sobrepeso en los bebés, los resultados del estudio proporcionan la primera evidencia en seres humanos de que el consumo de edulcorantes artificiales durante el embarazo puede aumentar el riesgo de padecer sobrepeso en los primeros años de la infancia.

Estos científicos también explican que son necesarios nuevas investigaciones para confirmar sus hallazgos y analizar edulcorantes concretos y consecuencias de su consumo a largo plazo, y recuerdan que en una revisión reciente de estudios publicada en American Journal of Preventive Medicine se comprobó que entre los principales factores de riesgo de la obesidad infantil se encuentran un peso excesivo de la madre antes del embarazo o una ganancia excesiva a lo largo de la gestación, o que el bebé nazca con mucho peso o aumente de peso con rapidez durante los primeros meses de vida.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

89%
de los cuidadores de una persona dependiente en España son mujeres
'Fuente: 'Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)''