PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Dieta y nutrición

Abusar del azúcar en el embarazo aumenta el riesgo de asma en el bebé

Las embarazadas que ingieren grandes cantidades de fructosa, a través de bebidas como zumos de frutas o refrescos, tienen un 58% más riesgo de que sus hijos desarrollen asma entre los tres y los siete años de edad.

13/12/2017

Mujer abusando del azúcar en el embarazo

Los niños que consumían 44 gramos diarios eran un 64% más propensos a desarrollar asma.

El azúcar es un gran enemigo de la salud, al igual que las grasas, especialmente en las mujeres embarazadas, y según un reciente estudio de la Universidad de Harvard, la cantidad de fructosa –un tipo de edulcorante– que ingieren las gestantes mediante las bebidas azucaradas o los zumos de frutas podría promover el desarrollo de asma en los hijos durante su infancia.

La investigación que lo afirma, publicada en la revista Annals of the American Thoracic Society, analizó la dieta y el consumo de este tipo de bebidas en 1.068 madres y sus respectivos hijos durante el embarazo y, posteriormente, cuando los niños tenían tres y siete años de edad. Los resultados revelaron que los descendientes de las mujeres que tomaron más de 46 gramos de fructosa al día, proveniente de refrescos o zumos, tenían un 58% más riesgo de ser diagnosticados de asma que aquellos menores cuyas madres no sobrepasaron los 21 gramos de fructosa al día.

La OMS recomienda no tomar más de 25 gramos diarios de azúcar, una cantidad que se supera con una lata de refresco 

En los cuestionarios que contestaron las mujeres para informar sobre el consumo de determinados alimentos y bebidas (incluidos los refrescos y los zumos de frutas) por parte de sus hijos, se observó que los niños que más fructosa consumían –unos 44 gramos diarios– eran un 64% más propensos a desarrollar asma en comparación con los que menos azúcar de este tipo tomaban (que rondaba los 15 gramos al día). El 19% de los menores que participaron en el estudio fue diagnosticado con este problema respiratorio.

La fructosa puede causar la inflamación de los pulmones

Sheryl L. Rifas-Shiman, autora principal del trabajo, ha explicado que se trata de un estudio observacional, y que todavía se desconocen los mecanismos de asociación entre la fructosa y el asma en los niños; sin embargo, recuerda que el consumo de refrescos y zumos de frutas está muy generalizado en la infancia. Los autores también han hecho referencia a otros estudios que parecen demostrar que la fructosa por sí misma puede causar una inflamación de los pulmones, lo que podría dañar las vías respiratorias y favorecer la aparición del asma.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no tomar más del 10% de las calorías diarias en forma de azúcar, lo que se podría traducir como no superar los 25 gramos de esta sustancia cada día, y tan solo una lata de refresco de cola tiene 39 gramos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD