PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Día Mundial del Cáncer de Cérvix: prevenir para ganar la batalla

El cáncer de cérvix es el tercer tumor ginecológico más frecuente en mujeres entre 35 y 55 años. Los expertos advierten de que con pruebas anuales y gracias a la vacunación se pueden evitar la mayoría de los casos.
Lazo conmemorativo del Día Mundial del Cáncer de Cérvix

En España el 40% de los casos de cáncer de cuello de útero se conocen en su estado inicial.

El cáncer de cérvix o cuello de útero es el segundo cáncer más común en las mujeres de todo el mundo, y uno de los más frecuentes entre las españolas, detrás del cáncer de mama, cáncer de pulmón y cáncer de colon, entre otros. Cada año se diagnostican en España en torno a 2.500 nuevos casos de esta patología, y con el objetivo de intentar erradicarla por completo se celebra cada 26 de marzo el Día Mundial de la prevención del Cáncer de Cérvix; este año con el hashtag #PrevenirEsGanar, orientado a promover el control ginecológico y la vacunación frente virus del papiloma humano (VPH) para anticiparse a su aparición y detectarlo de manera precoz.

En España los casos de cáncer de cuello de útero se han reducido hasta en un 70%

Según la Asociación Española de Afectados por el Cáncer de Ovario y Ginecológico (ASACO) los casos de cáncer de cuello de útero se han reducido hasta en un 70%. Esta bajada la atribuyen a las campañas realizadas para fomentar la vacunación contra el VPH a niñas entre 12 y 14 años, y las citologías y controles anuales a las mujeres una vez que han mantenido relaciones sexuales; de esta manera, se puede diagnosticar cualquier lesión en el cérvix antes de que derive en posibles tumores malignos.

Factores de riesgo del cáncer de cérvix

Entre los principales factores de riesgo del cáncer de cérvix se encuentran el consumo de tabaco y alcohol, partos numerosos, o problemas en el sistema inmune, además de una edad precoz en el inicio de las relaciones sexuales, y su práctica sin protección con varias parejas. El virus del papiloma humano (VPH) también se ha establecido como una de las enfermedades que más provoca cáncer de cuello de útero.

Según María Jesús Rubio, oncóloga del Hospital Reina Sofía de Córdoba, solo los subtipos VPH16 y VPH18 son los causantes de en torno al 70% del total de los casos, y se estima que aproximadamente el 80% de las mujeres tendrán contacto directo con el virus del papiloma humano a lo largo de su vida sexual, lo que supone un gran riesgo. Aunque la mayoría le hará frente sin problemas, gracias a su sistema inmunitario, hay una parte que derivará en cáncer por diversos motivos como el estrés, el uso continuado de anticonceptivos orales, o un sistema inmune debilitado por otras enfermedades como VIH, hepatitis C, o diabetes.

La prevención es la mejor arma contra el cáncer de cérvix

Según los datos mostrados en la jornada #PrevenirEsGanar, celebrada por médicos especialistas y asociaciones este 21 de marzo, el cáncer de cuello de útero es responsable concretamente del 2,2% del total de los fallecimientos en España. A pesar de ser una de las incidencias más bajas de Europa, los expertos alertan de la importancia de los controles en mujeres que no están vacunadas, pues hay que recordar que la vacuna empezó a administrarse en 2008 solo a niñas de entre 12 y 14 años.

En España el 40% de los casos de cáncer de cuello de útero se conocen en su estado inicial, lo que permite una supervivencia del 90% a los cinco años, recurriendo a la cirugía, considerada como la mejor opción en estas situaciones. Sin embargo, ese porcentaje de supervivencia se reduce al 45% a cinco años en las pacientes diagnosticadas cuando ya están en fase avanzada, es decir el 60% del total de los casos. Los tratamientos con quimioterapia y radioterapia son los elegidos en estas pacientes.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
se podría reducir la incidencia de artritis reumatoide si nadie fumara
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología’'