PUBLICIDAD

Salud al día
Paperas
Es una inflamación dolorosa de las glándulas salivales, que puede extenderse a otras glándulas del cuerpo. Las paperas afectan principalmente a niños y adolescentes, y es más grave en los pacientes que han pasado la pubertad.
Escrito por Diana Forero Morantes, Bióloga
Revisado por Dr. Pablo Rivas, Especialista en medicina interna

Causas de paperas

El virus que causa la parotiditis pertenece a la familia Paramyxoviridae, y se agrupa dentro del género Rubulavirus. Es un virus con una contagiosidad media-alta y que sólo se encuentra en el ser humano.

El virus que causa las paperas se encuentra en las secreciones respiratorias de los enfermos y se transmite por las gotitas de saliva que expulsan al hablar, al toser o al estornudar. Se puede encontrar en la saliva de los enfermos desde los siete días anteriores hasta los nueve días posteriores al inicio de los síntomas. Por ello, es difícil controlar su diseminación, pues se puede transmitir la enfermedad desde una persona que todavía no tiene ningún síntoma. Además, hasta una de cada tres personas con paperas puede permanecer sin mostrar síntomas pero puede transmitir la enfermedad, lo que hace muy difícil su control.

Tras tener contacto con un enfermo de paperas, el virus se localiza en las células del epitelio del tracto respiratorio superior. Allí se reproduce, pasa a la sangre y se disemina inicialmente a las glándulas salivares, principalmente a la glándula parótida, y al sistema nervioso central, especialmente a las meninges. Posteriormente se disemina por la sangre a otros órganos como los testículos, los ovarios, el páncreas, la glándula tiroides, el riñón y otros órganos.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que tras superar la enfermedad, la inmunidad se mantiene a lo largo de toda la vida.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Juan Carlos Galofré

El Dr. Juan Carlos Galofré es el coordinador del área de conocimiento del tiroides de la SEEN.

Dr. Juan Carlos Galofré

Experto en tiroides y especialista en endocrinología de la Clínica Universidad de Navarra
“Hay cierta predisposición genética tanto al hiper como al hipotiroidismo; probablemente la alteración sea de origen autoinmune, y puede interactuar con factores ambientales, no del todo bien conocidos –estrés, el tipo de alimentación, un embarazo, u otros– que son los que disparan la disfunción tiroidea”

Salud en cifras

1.400
personas mueren cada año en España a causa de un atragantamiento
Fuente: 'Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES)'

PUBLICIDAD