PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Anoscopia
La anoscopia se realiza para visualizar el interior del ano, el conducto anal y la parte baja del recto, con objeto de diagnosticar patologías locales, tomar muestras, o tratar afecciones como las hemorroides.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Preparación para la anoscopia

Si te van a realizar una anoscopia estas son las cuestiones que debes tener en cuenta para ir bien preparado a la prueba:

  •  Duración: la anoscopia tiene una duración variable según la técnica que vaya a realizarse. Suele durar unos pocos minutos (si sólo es necesario visualizar la zona), o más de 20 minutos (si se debe realizar una anoscopia de alta resolución o tomar biopsias).
  •  Ingreso: la anoscopia puede realizarse de forma no programada; a veces se realiza en la misma consulta. Puedes someterte a la prueba e irte al poco rato a tu casa. No obstante, si se trata de una anoscopia de alta resolución se suele realizar en una sala bien equipada, y por eso te suelen citar otro día.
  •  ¿Es necesario ir acompañado?: no. La anoscopia es una técnica muy poco invasiva. No produce dolor y raramente deja alguna molestia que, en cualquier caso, no te limitará para conducir o andar hasta tu casa o el trabajo.
  •  Medicamentos: a veces es necesario tomar laxantes o ponerte un enema previos, antes de la prueba, ya que debe realizarse con el recto vacío. Se debe comunicar al médico todas las medicinas que se toman habitualmente y él decidirá cuáles suspender o mantener. Es recomendable evitar tomar medicamentos que dificulten la coagulación de la sangre la semana previa a la anoscopia si se prevé la toma de biopsia, como la aspirina, el ibuprofeno y otros antiinflamatorios.
  •  Comida: no es necesario permanecer en ayunas antes de la prueba. Los días anteriores y posteriores a la anoscopia se recomienda tomar una dieta rica en fibra y mantenerse bien hidratado para evitar el estreñimiento.
  •  Ropa: puedes acudir a la cita con el médico con la misma ropa de cada día.
  •  Documentos: antes de someterte a la prueba puede que te pidan que firmes un consentimiento informado con el que aceptas que te realicen la técnica y en el que te informarán de los posibles riesgos. A veces basta con un consentimiento oral. Si te citan para realizarte la prueba un día específico, es recomendable que lleves contigo la tarjeta sanitaria y el volante en el que se prescribe la prueba.
  •  Embarazo y lactancia: la anoscopia no está contraindicada en estas situaciones. El médico debe conocer que estás embarazada para considerar si es conveniente posponer la prueba, ya que a veces hay cambios fisiológicos asociados al embarazo que pueden modificar los resultados de la prueba.
  •  Contraindicaciones: no tiene ninguna contraindicación absoluta, aunque es preferible no realizar la prueba durante una crisis hemorroidal, con o sin trombosis. Tampoco se debe realizar si existe una infección activa.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''

PUBLICIDAD