En general, si te han hecho una anoscopia no presentarás ninguna complicación, si bien se recomienda mantener una dieta rica en fibra y permanecer bien hidratado para mantener un ritmo intestinal adecuado. Debes acudir al médico cuando notes fiebre, escalofríos, dolor, o sangrado continuo por el ano.

Las complicaciones en la anoscopia no son muy frecuentes. Algunas que pueden ocurrir en ocasiones son:

  • Daño de la pared del recto. Puede ser desde una pequeña herida hasta una ruptura total de la pared.
  • Infección local. Cuando sucede es necesario un tratamiento antibiótico. Si la infección progresa puede provocar un absceso, que a veces se debe drenar y es necesario administrar tratamiento antibiótico por vía intravenosa.
  • Hemorragia. Si tienes hemorroides es normal sangrar un poco durante el procedimiento. En ocasiones el sangrado continúa en el tiempo y debe ser cortado con tratamiento quirúrgico. Hay más riesgo de sangrado descontrolado en las biopsias.
  • Dolor persistente. La anoscopia no es una prueba dolorosa. Si hay dolor se debe acudir al especialista para descartar complicaciones o la aparición de nuevas patologías.

Creado: 24 de octubre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD