Anoscopia
La anoscopia se realiza para visualizar el interior del ano, el conducto anal y la parte baja del recto, con objeto de diagnosticar patologías locales, tomar muestras, o tratar afecciones como las hemorroides.

Qué es la anoscopia

Actualizado: 25 de junio de 2021

La anoscopia es una técnica que permite visualizar el interior del ano, el conducto anal y la parte baja del recto, es decir, los últimos 10 cm del tubo digestivo. Gracias a este estudio se pueden realizar diagnósticos de enfermedades locales, y así se podrá decidir qué tratamiento es necesario. Para ello se utiliza un anoscopio, un tubo de unos 8-10 cm de largo y unos 3-4 cm de diámetro. A principios del siglo XX el estudio con anoscopio se basaba en la visualización directa a través de él, pero la anoscopia ha evolucionado y ahora se utilizan métodos avanzados de visualización.

PUBLICIDAD

Hoy se suele utilizar la luz fría para realizar la anoscopia. Esto es una lámpara con luz halógena que no emite calor, y por lo tanto se puede introducir un poco a través del anoscopio. Esa lámpara se acompaña de una cámara con cable de fibra óptica para ver de forma detallada las paredes del recto y el canal anal. Al mismo tiempo que se realiza la anoscopia se pueden tomar fotos o grabar vídeo.

La técnica que se utiliza con bastante frecuencia es la anoscopia de alta resolución. Es un método de estudio similar a la colposcopia que se utiliza para estudiar el cuello del útero en las mujeres. Consiste en la aplicación de una sustancia en las paredes del recto y el canal anal a través del anoscopio. Después se utiliza una luz que produce una fluorescencia en las zonas patológicas a estudiar, normalmente zonas malignas provocadas por el virus del papiloma humano (VPH).

PUBLICIDAD

Además de estos estudios, el anoscopio permite realizar otras pruebas, como tomar muestras para cultivos microbiológicos, estudios de biopsias, y hacer procedimientos sencillos como poner ligaduras elásticas. A pesar de que parece una prueba bastante invasiva, en ningún momento produce dolor al paciente, y la introducción del anoscopio es mínima (unos pocos centímetros). Por su fácil realización y su efectividad, se considera una prueba esencial para el diagnóstico de tumores rectales y otras patologías de la región anal.

PUBLICIDAD

Creado: 24 de octubre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD